dimecres, 11 de febrer de 2015

Mitja Colomenca (08.02.2015)

¿Se puede ser feliz sin hacer marca? Si, y os lo cuento.

Acabado el 2014, tocaba empezar a buscar objetivos y metas para el año 2015. Fede va hacer la Maratón de Barcelona y mi afán de buscar marca me decía que podía intentar prepararla y bajar de las 4h, pero mis piernas no estaban por la labor. Finalmente mi cabeza y mi manager (mi mujer), me hicieron ver que lo mejor sería posponerlo para más adelante e intentar buscar nuevas motivaciones, nuevos retos sin tener que poner el cuerpo al límite. Así que después de leer las “reflexiones” del gran Alberto Barrantes en su blog “tiodelmegafono.es”, me decido a buscar una nueva manera de volver a sentir esos nervios, cosquillas en el estómago, que produce generar nuevas ilusiones.

Pensando y reflexionando sobre ello, me vuelve a la memoria una idea a la que llevaba tiempo dándole vueltas, ¿Por qué no hacer de liebre? Vivir la carrera de manera diferente (como hizo Pedro Nimo conmigo en Behobia). Ayudar a otros a conseguir sus metas y poder disfrutarlo en primera persona.  

Me pongo en contacto con la gente de corredors.cat, y después de un intento fallido (estaban los puestos cubiertos para la Mitja de Terrassa), me llega un mensaje de Manolo (el alma mater de las liebres de corredors) que si quiero puedo hacer de liebre de sub 1h50 en la Mitja de Santa Coloma de Gramenet.

Me tomo un par de días de reflexión, mejor dicho me entra miedo, pero finalmente me tiro al ruedo y le digo que sí. Rápidamente se lo comunicó a mis compañeros de los Martes, y a Jordi y a Fede les falta tiempo para apuntarse y deciden acompañarme en esta nueva aventura (¡Gracias escuderos!) 

El perfil de la carrera me tiene un poco preocupado, ya que, en el fórum de esta Mitja se habla de subidas fuertes del kilómetro 16 al 19,5, pero creo que no tendré problemas para poder hacer este “encargo”. Me leo los consejos express de David Jiménez y su blogmaldito.com y trazo mi estrategia.

Los días pasan y llega el gran día.

Me levanto muy temprano (6h). Almuerzo, miro el teléfono y vuelvo a mirar la chuleta con los tiempos de paso. Estoy un poco nervioso, supongo que la responsabilidad y las ganas de hacerlo bien, muy bien. Pero también estoy ilusionado como el día que hice mi primera carrera, en definitiva, hoy también es mi debut, ¡jaja!

No quiero llegar tarde, y a las 7h ya estoy debajo de la puerta de casa del Fede. Fede me ve y no se lo cree. ¡Hemos quedado a las 7:15h!

Acaba de almorzar y nos vamos. Todo va como anillo al dedo y antes de las 8h ya estamos aparcados y recogiendo los dorsales.

Hace mucho frío.  Busco a Manolo y me presento a las otras liebres (todas más rápidas que yo).

Unos pocos minutos más tarde,  llega Jordi. Ya estamos todos.

Esperamos, y sobre las 8:30h nos vamos a preparar.

Me visto y comienza el show de ponerse el arnés y la banderola que llevaré durante 21,097 kilómetros.

Una vez puesto y ajustado, es hora de ir trotando hacia la línea de salida. Jordi y Fede han salido un poco antes para que Jordi dejara la bolsa en guardarropía. No los veo, pero ellos sí que me ven, ¡hoy es fácil!

Las liebres correcats, una garantia de éxito
Nos preparamos y salimos.

La carrera no está nada masificada, y por lo tanto, en la salida solo tenemos unos primeros segundos de nervios hasta coger el ritmo adecuado (5:12). Una vez conseguido, vamos haciendo kilómetros y van saliendo bastante cuadrados.

Sobre el kilómetro 3 oigo como un hombre que va en nuestro grupo coge el teléfono y le dice a su padre que está corriendo. Todo el grupo se ríe, se nota que todavía estamos frescos.


Después de una vuelta por Santa Coloma nos dirigimos por un camino paralelo al río Besos en dirección a Montcada i Reixach. El perfil es ligeramente en subida, pero se lleva bien.  


Cada kilómetro pasado, comprobamos el tiempo y junto con Jordi calculamos el próximo paso. Mientras tanto Fede, que hoy va muy liberado, va haciendo sprints para poder hacernos fotos y alguno que otro video.

Al llegar al kilómetro 7, Jordi me comenta que podría hablar con “mis chicos”. Él es más relaciones públicas que yo, pero hoy me siento feliz y les comento que vamos bien, según lo marcado. Ellos comentan que van bien, y también comentamos que del kilómetro 10 al 16 iremos un poquito más rápidos (perfil con ligera bajada) para ganarle segundos al reloj, que luego nos podrán hacer falta en el tramo “chungo”.


En esta zona me giro dos veces y puedo ver que llevo un buen grupo (10 o 15 corredores).

Seguimos pasando una zona de toboganes (entre el 7 y el 10)  que hace que algunos de los integrantes del grupo se vayan descolgando. Nosotros seguimos al ritmo correcto, y volvemos a Santa Coloma.

El paso por el kilómetro 10 (zona que ya habíamos hecho en los primeros kilómetros) va sobre lo previsto, 52’.


Del kilómetro 10 al 13 vamos callejeando por el pueblo, sorteando algún peatón que tiene más prisa que nosotros.

Llegamos a la parte más bonita de la carrera, o al menos para mí. Entramos en la zona del vial del río Besos. Es un paraje con un tramo de asfalto (por donde vamos nosotros), otro tramo de hierba (por donde va Fede), y el río. A parte de bonito, se está muy calentito y da gusto correr.


El reloj sigue controlado y la ligera pendiente favorable, hace que nos pongamos un poquito más rápidos, pero ya va bien.

El paso por el kilómetro 14 no llega nunca. Está mal ubicado (el GPS marca 14,5km). Alguien lo ha movido o el aire se lo ha llevado. Después de este pequeño susto, todo se arregla en el kilómetro 15 que sí que está bien situado.

Comento a “mi grupo” que volveremos al ritmo del objetivo (5:12) para coger fuerzas para esos 3,5 kilómetros donde tendremos que apretar los dientes.

Antes de llegar al final, a uno de los componentes del grupo le gritan: ¡Dale el hachazo! Me hace gracia, y el chico que ha recibido esos ánimos me comenta que han sido para él, pero que no está para sprints.

La gente sigue con buena cara, y creo que muchos llegaran a la línea de llegada con el objetivo cumplido.

Salimos del vial, y se junta el último avituallamiento, las primeras rampas (no muy fuertes) y el grupo se deshace.

Intento (con los consejos de Jordi) agruparlo, pero va a ser difícil. Finalmente 6 o 8 corredores siguen y los restantes van un poco por detrás. Antes de esta zona les aconsejé que cada uno cogiera su ritmo, y que luego tendrían tiempo y metros para poder alcanzarme en la zona final.

Vamos haciendo metros y no me parece tan dura esta zona como me habían dicho. Así es hasta que llegamos al kilómetro 19, donde hay una rampa (300m o 400m) que me recuerda mucho a la Media de Somontano (Barbastro). Conseguimos subirla a buen ritmo, pero me quedo solo con 4 “amigos”.

Llegamos arriba, hacemos otro pequeño repecho y cuando comienza el tramo de bajada les comento que los veo fuertes y que ya pueden intentar apretar para hacer un buen tiempo.

Yo sigo a mi ritmo marcado (ajustándolo para llegar en tiempo), pero solo (la soledad de las liebres, ¡jaja!). Recupero a Jordi que se ha quedado con algunos de los corredores que han sufrido un poco en la subida. Fede siempre lo he llevado por delante, ¡qué cómodo ha ido!


El último kilómetro lo dedicamos a animar a los 4 corredores que llevamos detrás de nosotros, para que den un poquito más y consigan llegar antes de la 1:50:00.

Conseguimos que 3  de ellos nos pasen antes del kilómetro 21 y nos quedamos animando a Mª Àngels (creo que era la única chica del grupo). Entre nosotros, su marido e hija, que estaban en la glorieta de antes, conseguimos que llegue por delante de nosotros.


Finalmente, Jordi, Fede y yo llegamos con un tiempo de 1:49:41. ¡Objetivo conseguido!

Estoy feliz. Agradezco a mis dos escuderos y amigos el apoyo que hoy (una vez más) me han dado. De esta manera, el trabajo ha sido más fácil.


Después de cruzar la meta, viene la prueba del algodón de la liebre. Si consigues que la gente se acerque y te dé las gracias, entonces es que has hecho un buen trabajo, sinó no. Y hoy varios corredores que han ido en nuestro grupo se ha acercado a agradecer el trabajo hecho y eso me ha llenado más que una mejor marca personal. Ha sido un placer y si Manolo y corredors.cat me dejan volveremos a repetir la experiencia.

Por lo demás, ahora toca centrarse en el nuevo objetivo. Esta vez sin marca tampoco. Cambiando el asfalto por la montaña, y dónde mejor que hacerlo en casa (Olesa de Montserrat). Los alumnos del Instituto Daniel Blanxart han montado una carrera de montaña (Trail de las Ermitas de Olesa - http://www.trailermitesolesa.cat/) con dos modelos (11km y 25km). Se lo están trabajando mucho y no les podemos fallar. Además hace 15 días hicimos un primer aperitivo del recorrido y consiguieron que volviera al punto más alto (Cruz de Saba – 594m), cosa que no hacía desde hace 22 años, y descubrí zonas que desconocía hasta ahora.

Para acabar, esta carrera tiene dos dedicatorias muy especiales. La dedicatoria es para dos personas que esta semana dejaron de estar entre nosotros.


El primero fue Jordi (28). El hermano de mi mejor amigo (mi hermano postizo), Bernie. Con Jordi nunca pude mantener una conservación, su enfermedad no lo permitía, pero con sus leves sonrisas me daba por satisfecho. El lunes, Bernie, me aviso que Jordi había fallecido. Había luchado cada día de sus 28 años con su enfermedad, había hecho una maratón cada día, pero ya no pudo más.

Las relaciones personales, siempre he creído que te aportan cosas, y yo he crecido viendo el amor y la lucha de unos padres (mis segundos padres) y de un hermano, para que Jordi tuviera la mejor vida posible, y eso a mí me ha hecho más fuerte y mejor persona. Hoy no podía faltar mi reconocimiento.

La segunda mala noticia, fue la muerte de la “iaia” Leo (95). Es la abuela de mi cuñada, pero después de 9 años de relación, se había convertido en la “iaia” de todos nosotros. Echaremos en falta esas bofetadillas cariñosas que te daba cuando te veía. Ojalá lleguemos a esa edad con la misma vitalidad que ella llegó.

Como veis no fue una buena semana. Hoy ellos han corrido conmigo, y los 3 lo hemos conseguido.

Nos vemos,


Xavi Crespo

Mitja Colomenca (08.02.2015)

Es pot ser feliç sense fer marca? Sí, i ara us ho explico.

Acabat el 2014, toca començar a buscar objectius i metes per l’any 2015. El Fede farà la Marató de Barcelona i les ganes de buscar marca em deien que podia intentar preparar-la i baixar de les 4h, però les meves cames no estaven per la feina. Finalment el meu cap i la meva manager (la meva dona), em fan veure que lo millor seria deixar-lo per més endavant i intentar buscar noves motivacions, nous reptes sense posar el cos al límit. Així que després de llegir les “reflexions” del gran Alberto Barrantes en el seu blog tiodelmegafono.es, decideixo buscar una nova manera de tornar a sentir aquells nervis, aquelles pessigolles a l’estomac, que provoquen les noves il·lusions.

Pensant i reflexionant, em torna a la memòria una idea a la que portava temps donant-li voltes, perquè no faig de llebre? Viure la cursa d’una manera diferent (com ho va fer Pedro Nimo amb mi a la Behobia). Ajudar a altres a aconseguir les seves metes i poder gaudir-lo en primera persona.

En poso en contacte amb la gent de corredors.cat (on sóc membre associat), i després d’un intent fallit (les llebres per la Mitja de Terrassa ja estan ocupades), m’arriba un missatge d’en Manolo (alma mater de les llebres de corredors) per si vull fer de llebre de sub 1h50 en la Mitja de Santa Coloma de Gramenet.

Em prenc un parell de dies de reflexió, millor dit m’entra el pànic, però finalment em llenço als lleons i li dic que sí. Ràpidament li faig arribar la meva decisió als meus companys de los Martes, i el Jordi i el Fede no tarden ni dos segons en inscriure-s’hi (10€) i decideixen acompanyar-me en aquesta nova aventura (Gràcies escuders!!)

El perfil de la cursa em té una mica preocupat, ja que, en el fòrum d’aquesta Mitja es parla de pujades fortes del kilòmetre 16 al 19,5, però crec que no tindré problemes per poder fer aquest “encàrrec”. Llegeixo els consells express de David Jiménez i el seu blogmaldito.com i faig el disseny de l’estratègia a seguir.

Els dies passen i arriba el gran dia.

M’aixeco molt d’hora (6h). Esmorzo, miro el telèfon i torno a mirar la “chuleta” amb els temps de pas. Estic una mica nerviós, suposo que la responsabilitat i les ganes de fer-ho bé, molt bé. Però també estic il·lusionat com el dia que vaig fer la meva primera cursa, en definitiva, avui també era el meu debut, jaja!!

No vull arribar tard, i a les 7h ja estic sota la porta de casa del Fede. El Fede em veu i no s’ho creu. Hem quedat a les 7.15h!!

Acaba d’esmorzar i ens anem. Tot va rodat i abans de les 8h ja estem aparcats i recollint els pitralls.

Fa molt fred. Busco al Manolo i em presento a la resta de llebres (totes més ràpides que jo).

Uns pocs minuts més tard, arriba el Jordi. Ja estem tots!!

Esperem, i sobre les 8:30h ens anem a preparar.

En vesteixo i comença el show de posar-se l’arnés i la banderola que portaré durant 21,097 kilòmetres.

Una vegada posat i ajustat, és hora d’anar trotant fins a la línia de sortida. El Jordi i el Fede han sortit una mica abans, perquè el Jordi deixés la bossa al guarda-roba. No els veig, però ells a mi si, avui és fàcil!

Les llebres correcats, tota una garantia d'èxit
Ens preparem i sortim.

La cursa no està gens massificada, i per tant, a la sortida només tenim uns primers segons de nervis fins a agafar el ritme adequat (5:12). Un cop aconseguit, anem fent kilòmetres i surten bastant quadrats.


Sobre el kilòmetre 3 escolto a un home que va en el nostre grup, agafar el telèfon i li diu al seu pare que està corrent. Tot el grup riu, es nota que encara anem frescs.

Després d’una volta per Santa Coloma ens dirigim per un camí paral·lel al riu Besòs en direcció a Montcada i Reixach. El perfil és lleugerament en pujada, però es porta bé.


Cada kilòmetre passat, comprovem el temps i junt amb el Jordi calculem el proper pas. Mentrestant el Fede, que avui va molt alliberat, es va fent alguns sprints per poder fer-nos algunes fotos i algun petit vídeo.

Quan arribem al kilòmetre 7, Jordi em comenta que podria parlar amb els “meus nois”. Ell és més relacions públiques que jo, però avui em sento feliç i els comento que anem bé, segons el temps desitjat. Ells comenten que van be, i també comentem que del kilòmetre 10 al 16 anirem una miqueta més ràpids (perfil amb lleugera baixada) per guanyar-li segons al rellotge, que després ens podran fer falta en el tram més difícil.


En aquesta zona em giro dues vegades i puc veure que porto un bon grup (10 o 15 corredors).

Seguim passant una zona de tobogans (entre el 7 i el 10) que fa que algun dels integrants del grup es vagin despenjant. Nosaltres continuem al ritme correcte, i retornar-me cap a Santa Coloma.

El pas pel kilòmetre 10 (zona que ja havíem fet en els primers kilòmetres) va sobre el previst, 52’.

Del kilòmetre 10 al 13 anem pel mig del poble, sortejant algun vianant que té més pressa que nosaltres.


Arribem a la part més bonica de la cursa, o almenys per mi. Entrem en la zona del vial del riu Besòs. És un paratge amb un tram d’asfalt (per on anem nosaltres), un altre tram d’herba (per on va el Fede), i el riu. A part de bonic, s’està molt calent i dóna gust córrer.


El rellotge segueix controlat i la lleugera pendent favorable, fa que ens posem una mica més ràpids, però ja va bé.

El pas pel kilòmetre 14 no arriba mai. Esta mal ubicat (el GPS marca 14,5 km). Algú l’ha mogut o l’aire se l’ha portat. Després d’aquest petit ensurt, tot es soluciona en el kilòmetre 15 que sí que està ben situat.

Comento al “meu grup” que tornem al ritme de l’objectiu (5:12) per agafar forces per aquests 3,5 kilòmetres on haurem d’apretar les dents.

Abans d’arribar al final, a un dels components del grup li criden: Dale el hachazo! Em fa gràcia, i el noi que ha rebut aquests ànims em comenta que han estat per ell, però que no està per la labor.

La gent segueix amb bona cara, i crec que molts d’ells arribaran a la línia d’arribada amb l’objectiu aconseguit.

Sortim del vial, i es junta l’últim avituallament i les primeres rampes (no molt fortes), i el grup es desfà.

Intento (amb els consells del Jordi) agrupar-lo, però serà difícil. Finalment, 6 o 8 corredors segueixen i la resta va una mica més enrere. Abans d’aquesta zona els vaig aconsellar que cadascú agafés el seu ritme, i que després ja tindrien temps i metres per poder agafar-me en la zona final.

Anem fent metres i no em sembla tan dura aquesta zona, com s’havia dit. Així és fins que arribem al kilòmetre 19, on hi ha una rampa (300m o 400m) que em recorda molt a la Media de Somontano (Barbastro). Aconseguim pujar-la a bon ritme, però em quedo només amb 4 “amics”.

Arriben a dalt, fem una altra petita pujadeta i quan comença el tram de baixada, els hi comento que els veig forts i que ja poden intentar apretar per poder fer un bon temps.

Jo continuo al meu ritme (ajustant per arribar en temps), però abandonat (la solitud de les llebres, jaja!). Recupero al Jordi que s’havia quedat amb alguns dels corredors que han patit una mica en la pujada. El Fede sempre l’he portat pel davant, què còmode ha anat!


L’últim kilòmetre el dediquem a animar als 4 corredors que portem darrera de nosaltres, perquè donin una mica més i aconsegueixin arribar abans de l’1:50:00.

Aconseguim que 3 d’ells ens passin abans del kilòmetre 21 i ens quedem animant a Mª Àngels (crec que era l’única noia del grup). Entre nosaltres, el seu marit i la seva filla, que estaven en la glorieta d’abans, aconseguim que arribi per davant de nosaltres.


Finalment, Jordi, Fede i jo arribem amb un temps de 1:49:41. Objectiu aconseguit!!

Estic feliç. Agraeixo als meus dos escuders i amics el suport que avui (un cop més) m’han donat. D’aquesta manera, el treball ha sigut més fàcil.


Després de creuar l’arribada, ve la prova del cotó de la llebre. Si aconsegueixes que la gent s’apropi i et doni les gràcies, llavors saps que has fet un bon treball, sinó no. I avui varis corredors que han anat en el nostre grup s’han apropat a agrair-nos el treball fet i això m’ha omplert més que una millor marca personal. Ha sigut un plaer i si el Manolo i corredors.cat em deixen tornarem a repetir l’experiència.

Per la resta, ara toca centrar-se en el nou objectiu. Aquesta vegada sense marca tampoc. Canviant l’asfalt per la muntanya, i on millor per fer-ho que a casa (Olesa de Montserrat). Els alumnes de l’Institut Daniel Blanxart han creat una cursa de muntanya (Trail de les Ermites d’Olesa - http://www.trailermitesolesa.cat/) amb dos recorreguts (11km y 25km). Estan fent un bon treball i no els hi podem fallar. A més fa 15 dies vam fer un primer aperitiu del recorregut i van aconseguir que arribés al punt més alt (Creu de Saba – 594m), cosa que no feia des de fa 22 anys, i vaig descobrir zones que desconeixia fins ara.

Per acabar, aquesta cursa tinc dues dedicatòries molt especials. La dedicatòria és per dues persones que aquesta setmana van deixar d’estar entre nosaltres.



El primer va ser el Jordi (28). El germà del meu millor amic (el meu germà postís), Bernie. Amb el Jordi mai vaig poder mantenir una conversa, la seva malaltia no li permetia, però amb els seus lleus somriures em donava per satisfet. El dilluns, Bernie, m’avisa que el Jordi ha mort. Havia lluitat cada dia dels seus 28 anys amb la seva malaltia, havia fet una marató diària, però ja no va poder més.

Les relacions personals, sempre he cregut que t’aporten coses, i jo he crescut veient l’amor i la lluita d’uns pares (els meus segons pares) i d’un germà, perquè el Jordi tingués la millor vida possible, i això a mi m’ha fet més fort i millor persona. Avui no podia faltar el meu reconeixement.

La segona mala notícia, va ser la mort de la “iaia” Leo (95). És l’avia de la meva cunyada, però després de 9 anys de relació, s’ha convertit en la “iaia” de tots nosaltres. Trobarem a faltar aquelles plantofades afectuoses que et donava quan et veia. Tant de bo arribem a la seva edat amb la mateixa vitalitat que ella va arribar.

Com podeu veure no va ser una bona setmana. Avui ells han corregut amb mi, i els 3 ho hem aconseguit.

Ens veiem,

Xavi Crespo


dijous, 5 de febrer de 2015

III Cins Cims (11.01.15)

Es 11 de enero de 2015, las 8 de la mañana y me levanto para ir a correr la 3º edición de la Cinc Cims en Corbera de Llobregat.

La carrera empieza a las 10, como a mi me gusta, sin tener que madrugar mucho, y además en  mi pueblo, así que llego andando a la salida.

Con muchas ganas de correrla, a ver como va, es una carrera muy bonita, dura, y este año 1000 corredores, más del doble que la edición anterior. Hasta ahora la organización ha sido muy buena, solo un punto del recorrido con colapso, este año no dudo que también será buena, aunque es un reto con tantos participantes.

Recogemos el dorsal, no hace mucho frío, hay mucha gente, pero todo va fluido, de momento todo empieza muy bien, hasta hay estufas en la zona de espera y recogida de dorsales para que no nos enfriemos.

Empezamos a calentar con Sergio, miembro también de Los Martes, y con algunos amigos del SAC (Societat Atlética de Corbera), empieza la hora de la verdad!

Tenemos muchas ganas pero con algunas dudas de cómo irá, Sergio lleva días de reposo por dolores en el pie, y yo aunque las últimas sensaciones han sido buenas, con falta de kilómetros, después de haber estado el mes de noviembre lesionada…

Dan la salida, este año el tramo inicial lo han cambiado, es un kilómetro más de subida por el pueblo, así se empezará a separar un poco el grupo antes de llegar a la montaña.

Este primer trozo es duro, pero lo tenemos entrenado, además empezamos a encontrar a los primeros animadores del pueblo, entre ellos Ramon, que nos anima desde su casa!

Aquí ya cada uno va cogiendo su ritmo, Sergio sale bien, yo no intento seguirlo, queda mucha carrera, hay que tener cabeza.

Hasta el Pesebre vivent vamos bien, pero donde empieza la bajada estrecha desde el pesebre encontramos la primera retención, este trozo lo he de hacer caminando, Sergio como ha  llegado antes puede correr.

Una vez llegado a una pista algo más ancha podemos correr de nuevo, llegamos a la zona del río donde el año pasado hubo colapso, han mejorado la bajada y la organización hace un buen trabajo de señalización, aquí no paramos.

Empieza la 1º subida hacia la Creu, los primeros tramos de pista se hacen muy bien, me encuentro bien, Sergio sigue delante…Llegamos al tramo nuevo de subida de la Creu, es un camino muy estrecho, con rocas, hay que hacerlo caminando y ayudarse con las manos, el tramo es muy chulo, pero me encuentro colapso, estamos totalmente parados, al menos 4 o 5 minutos…una vez pasado este tramo, llego a la subida final del la Creu, también se hace caminando, pero aquí no hemos de parar.

Llego al primer cim, bien de tiempo aun con los tramos de colapso, me encuentro bien, y aprovecho el primer punto de avituallamiento…a por el segundo cim!

En la bajada por la urbanización de la Creu, me encuentro a Javi animando, y ya me avisa que están mi madre y Nil en la carretera, allí me los encuentro, que ilusión, me dan ánimos para afrontar el siguiente tramo.

El segundo cim lo hago bien, es el menos duro, la subida al 3º empiezo a notar algo de carga en las piernas, pero voy muy bien de tiempo, a ver si puedo controlarlo.

A por el 4º cim, y en la zona donde empieza la subida fuerte de asfalto, empiezo a notar rampas…la hago caminando, a ver si me pasan, aun queda bastante tramo, he de tener cabeza. Llego arriba muy bien de tiempo, pero siguen los avisos de rampas.

Empieza la bajada dura, y aquí ya si que tengo que ir parando para estirar por las rampas, se hace dura…definitivamente me han faltado kilómetros, ahora toca tener cabeza y gestionar bien las fuerzas para poder acabar la cursa y sobretodo no lesionarme.

Llego a  Sant Ponç, y allí están mis amigos y familia animando (Ramon, Cris, Nil, Mari, Josep, Patri, Alex, Carla, Virginia y Santi) que ilusión, me dan alas y más en estos momentos que estoy cansada y con rampas. 

Mi sorpresa es que unos metros más adelante me encuentro a Sergio animándome, se ha tenido que retirar, con un dolor en el pie insoportable, lástima, llevaba una carrera  muy buena, pero mejor parar a tiempo que lesionarse, el año que viene será Sergio, ánimos!

Empieza la subida al 5º cim, será un tramo final duro, pero queda menos…y efectivamente así es, he de ir caminando y corriendo para evitar rampas, pero lo consigo, tardo más de lo previsto, pero como iba bien, aun estoy con un tiempo mejor que las ediciones anteriores.

Llego al último cim, el Puig Montmany, que ilusión, ahora todo bajada hacia la meta, aunque la bajada es dura, no es una pista!

A media bajada, un chico me adelanta y me anima, diciendo que si aprieto un poco no me cogen las chicas que tengo atrás…esto me da fuerzas para acabar de tirar.
Llego al pueblo, allí otra vez un montón de gente animando, sobretodo en el Passeig dels Arbres…esto ya está, que felicidad, lo he conseguido!

En el tramo final vuelven a estar amigos y familia animando, a parte de los que estaban en Sant Ponç, se unen Silvia, Sonia, Jorge, Víctor, África, Dani…y cuando quedan unos metros Victor, Nil y África se ponen a correr conmigo, me llevan hasta la meta, que sobrinos tengo!!!!


Objetivo conseguido, acabo la Cinc Cims, mejorando tiempos de las ediciones anteriores, y con ganas de repetir el año que viene, no hay nada como correr en casa y con una carrera tan bonita y bien organizada. De nuevo felicidades a la organización y voluntarios, gran trabajo!

Como no, el resto del club Los Martes, Xavi, Jordi y Fede, animando desde casa y preocupándose como nos va tanto a Sergio como a mi. Gracias Equipo, sois los mejores!!!!



Sandra

dimarts, 3 de febrer de 2015

LA ÚLTIMA DEL 2014 “CURSA DEL NASSOS”

Después de un año de MMP en todas las modalidades, la mejor forma de acabarlo es corriendo al lado de mi Amor, y de un par de buenos amigos (Paco y Eduard).

Es la segunda vez que la corro, la primera la corrí con Xavi y Eduard, y la verdad que nos lo pasamos muy bien.

Después de haber entrenado poquito, Isa ya está suficientemente preparada para disfrutar de su primera carrera de 10 Km., y que mejor escudero que yo, ¡Jejeje!

El día antes de la carrera, fuimos Eduard y yo al Centro Comercial las Arenas a recoger los dorsales y las “samarretas” de los 4 que íbamos a correr (Paco, Eduard, Isa y yo). Nos dimos una vuelta por la plaza de toros y almorzamos un buen jamoncito con un buen vaso de tinto, como le gusta a Eduard. A la vuelta pasamos por Sant Just a buscar a Isabel, la churri de Eduard, y nos tomamos una cañita, mientras hablábamos de nuestras batallitas.


El  31 de Diciembre nos levantamos a las 6:25, empezaba el día de fin de año. Llevé a Isa al trabajo, para después recogerla para la carrera del Nassos, y a la vuelta me volví a meter en la cama un ratito más J.

Después de una corta cabezadita, me levante y desayune un poco, ya que el día que tenía por delante iba a ser entretenido. Había quedado con Paco en su casa de Montornés para comer juntos.

Cuando llegué a casa de Paco, éste había preparado unos espaguetis muy buenos y un pollo a la olla, que también le había salido muy bueno, con un acompañamiento especial, su mujer Lourdes y Lola su hija, por cierto, ya está hecha una mujercita. Después de comer, me senté un rato en el sofá con Lola, para que me contara alguna cosa y hacer pasar el tiempo hasta la hora de ir a buscar primero a Eduard por San Joan Despí, y después a Isa por el Valle d´Hebron (se tuvo que pagar ½ guardia para poder hacer la carrera).

La carrera empezaba a las 17:30.

Son casi las 17:00 y ya estamos en Barcelona en la zona de salida, hemos dejado el coche en el parking del hotel Rafael de Barcelona, donde mi vecino (José Luis) es el director y nos ha propuesto amablemente dejar aparcado el coche allí. ¡Muchas gracias!


El ambiente es festivo, la mayoría de la gente está muy contenta, ésta carrera es para eso, pasarlo bien y olvidarse de tiempos, simplemente para acabar el año haciendo lo que más nos gusta, correr, con ella acabaré el año con 1.816 Km. en mi cuerpo (no está nada mal).



Nos colocamos los 4 al final de los más de 11.000 participantes.  Estiramos, calentamos y hacemos un poco el payaso. Nos toca salir 10 minutos después de que hayan salido los primeros cajones.



Empezamos a correr a un ritmo muy tranquilo. Isa está concentrada en su respiración, Paco y Eduard con un estilo de chulitos y yo disfrutando del momento, al lado de mi churri.

Cuando vamos por el Km. 1,5, a Isa, se le ve que aguanta bien el ritmo que se está llevando, en ese momento decido definitivamente que me quedo toda la carrera a su lado. Paco y Eduard, se van alejando poco a poco, y nosotros vamos a nuestro rollo disfrutando del paisaje al lado de todos los corredores que van a pasárselo bien.

Estamos escuchando música bastante fuerte, nos damos la vuelta y vemos que son unos roqueros que están corriendo, mientras tocan la guitarra, ¡como mola! Nos pasamos la gran parte de la carrera cerca de ellos, a Isa ya no le hace falta llevar los cascos puestos para escuchar música.

El ritmo es bastante bueno, para ser la primera carrera de 10 Km. que hace Isa, no está nada mal. Cuando pasamos por el Km. 5, le comento a Isa que voy a darme un apretón para enganchar a Paco y Eduard. En el Km. 8,5 los pillo, me costó un poco, entre ellos y nosotros habían más de 2000 personas, pero correr a 4,16 min./Km. durante los 3,5 Km. que tuve que hacer para pillarlos, fue suficiente.

Les saludé y me di la vuelta otra vez en busca de Isa. Cuando volví a encontrarme con ella, ya sólo nos quedaban algo más de un par de Km. Al final llegamos a la línea de meta con un tiempo de 1 hora 10 min., tiempazo para mi churri, y lo mejor, que tenía mejor cara que yo (normal). Allí estaban Paco y Eduard esperando que llegásemos, habían hecho 58 min. (¡Que lentos!).

Una vez terminada la carrera, que lo pasamos muy bien, nos fuimos a buscar el coche y dirección a Castelldefels, donde nos estaba esperando Lourdes para celebrar el fin de Año.



Como dije al principio,

La mejor forma de acabar el año corriendo y de fiesta.

El Promesas
Fede