diumenge, 30 d’abril de 2017

MITJA MARATÓ MONTORNÉS 2017

Es 23 de Abril de 2017, Sant Jordi, y coincide con la Mitja Maratón de Montornés. La edición número 24 y la segunda para un servidor.

Éste año vuelvo a correrla con mi amigo Paco, aquella persona que hace 30 años conocí haciendo el servicio militar en Munguía, y que a día de hoy somos amigos de los de toda la vida.

Son las 6:30 de la mañana y no ha hecho falta que suene el despertador, ya que no he podido dormir en toda la noche, como casi siempre que tengo una carrera. Me levanto sin hacer mucho ruido y al cabo de media hora se levanta Isa, que también me acompaña junto a Marc y Alexia en ésta ocasión. Porbrecillos, que madrugones les hago hacer en sus días de descanso para que me acompañen a las carreras.

Me tomo mi zumo de limón de rigor, una tostada y un plátano, para el ritmo que llevaremos será suficiente para aguantar los 21095 metros. Cuando ya estamos todos preparados salimos de casa. Son las 8:00h de la mañana, puntualidad inglesa.

Llegamos a casa de Paco a las 8:45h, la carretera esta casi vacía, no tiene nada que ver con un día entre semana. Estamos llamando al timbre, pero no hay manera de que nos abran, estos zánganos están durmiendo. Por fín abre la puerta Paco y detrás con cara de sueño salen Lola y Lourdes (su hija y su mujer).

Son las 9:30h cuando salimos de su casa. Paco y yo vamos dirección a la salida de la carrera. Está lleno de corredores y corredoras por todos los lados, más de 2000, que no son pocos. Calentamos un rato y las pulsaciones las tengo un poco altas, Paco tampoco es una rosa, también tiene sus cosillas, yo diría, que está peor que yo, ¡jejeje! pero no habrá obstáculo que nos pare, hemos venido a bajar de 2 horas y lo conseguiremos aunque sea en ambulancia.

Empieza a hacer calor, menos mal que Paco me ha hecho caso en quitarse la camiseta de manga larga que tenía debajo de otra camiseta, se hubiese asado de calor seguro.

Estamos en la salida, y miro a la derecha y veo a la veterana y su acompañante, son dos personas que vemos en las cuestas de Rubí cada vez que salgo a correr con José y Antonio al mediodía en el trabajo. Nos saludamos y hablamos un poco hasta que a las 10:00h, se escucha el pistoletazo de salida y nos deseamos suerte.



Empezamos a correr sin prisa y ya nos están adelantando por todos los sitios, es una carrera para charlotear con mi amigo, para disfrutar del recorrido y de la gente que corre a nuestro alrededor.

En el km 1, mas ó menos, nos pasa la liebre de 1 hora 45, y pegada a ella va Raquel, una exnovia de cuando yo era un jovencillo. La saludo y ella también, me pregunta que cuanto tiempo vamos a intentar hacer, y le contesto que lo que nos dé el cuerpo. Poco a poco se va alejando todo el grupo que está acompañando a la liebre y nosotros a la nuestra, chino chano. Anteriormente, vimos a Manolo, de corredors con la bandera de 1 hora 40 minutos.

El reloj suena, y le digo a Paco que ya llevamos 3 kilómetros, me dice que de eso nada, que sólo llevamos 2 kilómetros, joder, que larga se me va a hacer, es lo que me pasa por la cabeza, ya que el ritmo que llevamos es bastante más lento y tranquilo para mí, pero, Paco no para de decirme que; “vamos más rápido que la última vez”. Yo no paro de decirle que el reloj no lo mire, que no le funciona bien, él quería correr a 6 minutos el kilómetro, y nosotros vamos a 5’25” de media, no está mal. Yo cada dos por tres le pregunto como se encuentra y él me contesta que bien, pues nada, a seguir.

En el primer avituallamiento, en el kilómetro 5, cojo la botella de agua y le voy dando agua cada 2 kilómetros, ya que hace mucho calor y es muy importante hidratarse bien. En mi opinión, es demasiado poco que sólo den agua cada 5 kilómetros, ya que la experiencia de la Maratón de Barcelona, en la cual nos daban cada 2,5 kilómetros fue clave para la buena hidratación.

Los kilómetros van cayendo, y el ambiente de las personas que encontramos en los pueblos de Vilanova y La Roca no está mal. La gente que hay, no paran de animar y yo los aplaudo, la verdad que me está saliendo una carrera muy tranquila, ya que el ritmo es realmente muy lento para mí, pero, me lo estoy pasando de coña, haciendo bromas con los corredores y corredoras que tenemos cerca, y haciendo fotos de tanto en tanto. Paco no va tan sobrado, pero aguanta como un jabato, en el kilómetro 15, aproximadamente, se acerca la moto de la TV del Valles, que me ve corriendo hacia detrás animando a Paco, y me dicen;  “tú que vas tant tranquil ets l´ideal per fer-li unes preguntes”, y se ponen a mi altura para grabarme y preguntarme cosas, que gracioso. Entre otras cosas, me preguntan si me gusta la Mitja de Montornes, le contesto que si, claro. Me preguntan que haré cuando acabe, le contesto que me tomaré unas cervezas, ¡jejeje!. Durante la entrevista, les comento que este año hicimos la Maratón de Barcelona apoyando al ELA, y toman interés en el tema. Les cuento que somos un equipo llamados Los Martes, y quisimos hacer la maratón por una causa solidaria etc. etc. etc., (hay que hacer propaganda en todo momento que se pueda), la verdad que fue una experiencia de las que tú (Xavi) ya estás acostumbrado a que te hagan entrevistas.




Ya vamos por el kilómetro 19, ya falta poco, le digo a Paco que si quiere apretar un poco, pero me dice que va muy justo y que prefiere no subir el ritmo, no pasa nada. Le contesto, y seguimos el camino, cuando faltan pocos metros para llegar a la meta, nos damos cuenta de que a nuestro lado hay un abuelo, pero, un abuelo de verdad, que va a entrar a la meta al mismo tiempo que nosotros, eso si que tiene mérito. La fuerza que tienen algunas personas con esas edades.

Sergio, eso si que es un abuelo.

Cruzamos la meta cogidos con las manos en alto y conseguimos hacer mejor tiempo que la primera vez que la hicimos, hemos bajado el crono en 1 minutillo. Paco está muy contento y muy cansado, pero, se recupera pronto, yo también estoy muy contento. Nos damos un abrazo para felicitarnos por llegar a la meta, que era el primer objetivo, y el segundo de bajar de las dos hora. Segundo objetivo también conseguido. Al final nos salió un crono de 1h55´34”, ¡somos unos cracks!



Vemos a toda la familia en la llegada, Isa, Alexia, Lourdes, Lola y Marc. Nos felicitan y nos preguntan que tal estamos, le contesto que bien, y Paco va de un lado para otro para recuperarse del todo.

Se acerca Raquel para saludar. Le preguntamos que tal y nos dice que al final ha hecho 1h47’, ya que tuvo que esperar a su hijo que estaba haciendo la cursa de 6 kilómetros y se equivocó y se fue con los de la mitja. Se quedó con él y le acompañó a dar la vuelta, vaya tela, aún así no está nada mal su tiempo.

Cuando ya hemos recogido todos los obsequios (polvos para lavavajillas, gel, cremas, etc..) nos vamos paseando para casa de Paco, para celebrar la carrera con unas cervecitas y una buena barbacoa.

Esperamos hacer la próxima Mitja de Montornés otra vez juntos, y que podamos bajar un minuto más el tiempo, eso sería buena señal.

Gracias como siempre a mi familia por acompañarme en uno de mis vicios, correr. Esperemos que sea durante muchísimo tiempo más.

El Promesas

Fede

dimarts, 11 d’abril de 2017

Trail Ermites Olesa (la Corta)

3 semanas después de la Maratón de Barcelona, cambiamos el asfalto por la montaña. Y no una montaña cualquiera, la de mi pueblo.

Este año, para no forzar y no poderla entrenar como se merece, me he decidido por la corta (12 kilómetros).

Pero no la haré solo, la haré con mi hermano (Jordi), mi amigo (Fede) y la flecha boliviana (Efrain). Los otros dos compañeros de Los Martes, Xavi Pommard y Jaume (que también hizo la Maratón) se han atrevido a hacer la larga (26 kilómetros).

Con el equipo de LOS MARTES
Sandra está haciendo una carrera de 30 kilómetros por el Ordal (Correbocs). Donde quedará quinta y conseguirá un nuevo trofeo (segunda de categoría). Es nuestra crack. ¡Enhorabuena!

Nuestra crack!
Chus y Carles están volviendo de la Trailwalker, donde Chus, ha completado los 100 kilómetros en 23h50’, con sus compañeras del equipo “Les cabretes”. Carles ha hecho de equipo de soporte. ¡Bravo a los dos! 

La otra crack. ¡Muchas felicidades!
A las 8h hemos quedado en la Plaza del Ayuntamiento, pero finalmente llegamos sobre las 8:15h. Es lo que tiene vivir cerca de la salida, que te confías. Aun así, todavía nos ha dado tiempo de hacer una foto de equipo y un vídeo para animar a “les carretes” que están muy cerca de hacer historia.

A las 8:30h vemos cómo Xavi Pommard y Jaume comienzan su reto. En total han salido unos 200 valientes.

Una vez realizada su salida, nos esperamos unos minutos. Mientras, veo a mis padres llegar. Mi padre se ha hecho una pancarta con nuestro logo, para animarnos, ¡que grande! También aprovechamos para saludar a otros corredores del pueblo, de corredors (Pinelli31, Edu, Null0, Wolves).

Con los compañeros de corredors.cat
Por fin, incluso con el fresquillo que hace, nos animamos a sacarnos la ropa extra que llevamos y dejamos las bolsas en el guardarropía.

Comenzamos a calentar. En la sombra hace frío, pero al Sol se está perfecto.

Fede no se encuentra muy bien. Tiene las pulsaciones muy altas, y todavía no ha comenzado.

Nosotros nos vamos a la salida, y él se queda calentando un poco más.

Una vez dentro de la zona de la salida, veo a Esther y Ona. Les doy un beso.

Efrain quiere hacer un buen tiempo y se ha puesto en la parte de delante. Jordi y yo por la mitad, y un poco más tarde nos encontramos con Fede. No tiene claro que hoy acabe la carrera, o que tenga que caminar más de lo deseado.

A las 9h, salimos.

La salida está bastante llena. Poco a poco, vamos adelantando corredores. Hago un poco de cachondeo con Pinelli31, y llegamos a la Plaza de las Fuentes. Aquí tenemos un cambio respecto al recorrido que hacemos cada domingo (en nuestros entrenamientos). En vez de subir por la calle que nos lleva a la Virgen de Santa Oliva, subimos por una calle lateral que nos lleva hasta la iglesia. El desnivel es similar, pero esto más adelante tendrá consecuencias.

Hace un rato que Fede se ha quedado. Me giro a buscarlo, pero no lo veo. No se si se ha retirado, o que ha hecho.

Jordi y yo vamos subiendo a buen ritmo. Todo el tramo hasta el Pabellón vamos adelantando a corredores.

A partir de aquí ya comienza la montaña. Primero por una zona donde se hace el cross escolar y después para arriba.

Por las primeras rampas duras avanzamos a Mario (un compañero de Xavi Pommard que hizo un entrenamiento con nosotros). Le saludamos y continuamos hacia arriba.

A buen ritmo llegamos a la zona cementada. Aquí la pendiente es dura, y algunos corredores ya van caminando. Nosotros vamos subiendo, y poco a poco, Jordi se va quedando un poquito más atrás.

Lo bueno de entrenar donde se hace la carrera, es que sabes donde se acaban las subidas, donde puedes recuperar las piernas y donde has de ahorrar fuerzas.

Una vez finalizada la primera subida fuerte, cojo un ritmo suave que me deje recuperar las piernas hasta llegar sendero. Lo intento, pero poco a poco, corredor a corredor, me voy animando y moralmente me voy encontrando fuerte.

Llegamos al sendero. Comenzamos corriendo, pero pronto los corredores que llevo delante comienzan a caminar. Aun así, caminamos rápidos, y me lo tomo como un nuevo descanso.
Al llegar arriba, hacemos el tramo que nos llevará hasta el Pla del Fideuer. Es un tramo de pista, pero que se hace muy duro. A medio camino, me encuentro a Antoni Bacarisses. Es un antiguo compañero de fútbol sala. Le saludo y le paso.

Con todo esto, llego al Pla con 30’ y pico. Un buen tiempo.

Cogemos el camino que nos llevará hasta la cima de esta carrera.

A tramos corriendo, y otros caminando, hacemos toda la subida.

Un poco de plano, y después una pequeña bajada. Tenemos que ir con ojo. Las piedras están mojadas de la lluvia de ayer.

Y llegamos a los pies del Cim de la Creueta. Decido que lo mejor será hacerlo caminando. Son unos 400 metros, pero con bastante desnivel y parece que no se acaba nunca.

Fede, Xavi y el Gaitero en el Cim de la Creueta
Al final llego arriba. Piso la alfombra del paso por la Creueta, y hacia abajo.

Comienzo la bajada sin apretar mucho. No quiero caerme o hacerme daño. A media bajada siento un zumbido parecido al ruido de las abejas. Miro hacia arriba unos segundos y compruebo que se trata de un dron. Levanto las manos para saludarlo. A ver si salimos en el vídeo, ¡jaja!

Después de esta bajada más técnica, llegamos al Puigventós. Aquí hay el avituallamiento, pero hoy no me hace falta y continúo. Los 5 corredores que llevo por delante, hacen lo mismo.

Ellos comienzan a apretar, pero yo prefiero bajar un poco menos rápido y conservar fuerzas para las dos últimas sorpresas que tiene el recorrido.

Cuando ya estamos a punto de llegar al camino que nos dejará en el Camino del Samper, el primer corredor, con camiseta del CAO (Club de Atletismo de Olesa), coge un sendero. Yo no estoy seguro, siempre he bajado por la pista, pero como también me han modificado el inicio de la carrera, decido seguirlo (igual que los otros 4 corredores). Pienso que él si que se sabe el recorrido. El camino está muy mojado, y tengo algún sustillo. No parece el camino, no está muy cuidado, y finalmente, veo que los primeros se paran. Nos hemos perdido. Por suerte, conozco la zona y veo que el camino bueno está a unos 400 metros más arriba. Empiezo a subir entre los olivos, y finalmente salgo al Bosque del Gavatx. Hemos hecho el kilómetro en 7’, cuando el resto de los corredores lo hacen en 4’30”, por lo tanto, nos han avanzado un montón de corredores, y hemos perdido la buena carrera que estábamos haciendo. A más a más, cuando llego arriba, veo que las piernas se han sobrecargado mucho. Hemos inventado el Pico de los Perdidos, ¡jaja!

Sin ninguna presión, cojo el Camino del Samper, y poco a poco, me vuelvo a animar.

Giro en la fuente, y hacia las dos subiditas que te dejan KO, después de 3 kilómetros de bajada. Las paso bastante bien, y adelanto algunos corredores que llevo por delante.

Volvemos a girar, y ahora entre las viñas ya nos vamos hacia el pueblo.

Última subida, pasamos por debajo de la Virgen de Santa Oliva (patrona del pueblo) y todo hacia abajo para buscar la llegada.

Pasamos de nuevo por la Plaza de les Fonts, y enfilando la última calle ya veo la pancarta de mi padre.

Con estas animadoras, quien no quiere correr
Choco las manitas de todos los niños y niñas que hay delante de la Escuela de Música, y cojo a Ona para hacer los últimos metros con ella. Levanto los brazos para que el público anime. ¡Venga que esto es una fiesta!

Al final 1h:10’06”. Podía haber sido mejor, si no me hubiera perdido, pero estoy muy contento.
Con Ona i mi padre animando.
Veo que finalmente, Jordi me ha pasado. Al final ha hecho 1h08’45”.

Jordi con sus fans
También encuentro a Efrain. Ha hecho la carrera en 59’23”. ¡Madre mía, eso es espectacular!

Busco a mis padres y Esther, y vuelvo a correr en sentido contrario para ir a buscar a Fede. No hago ni 500 metros, y ya lo veo. No hace buena cara, pero todavía tiene fuerzas para hacer el último sprint antes de la meta, y consigue quedar por delante de un corredor que lo quería adelantar en el tramo final. “Genio y figura, hasta la sepultura”. ¡Que crack!

Recogemos las bebidas, fruta y bocadillo de butifarra, y hacia casa. A ducharnos rápido, y a ver si llegamos para ver la entrada de Xavi Pommard y de Jaume.

Cuando volvemos de la ducha, Xavi Pommard ya ha llegado. Ha hecho 2h53’47”. Ha quedado el 30. Nos comenta que ha sufrido y que el año que viene hará la corta. Os digo un secreto, esto es mentira, seguro que el año que viene volverá a estar en la salida de la larga.

Menuda carrera ha hecho, ¡qué crack!
Y finalmente, llega Jaume. Ha hecho 3h14’32”. Unos 50’ menos que el año pasado. Como está la flecha olesana, ¡jaja!

Los peques reciben su medalla. Me gusta. Es una medalla de madera con el sello de la MiniTEO. Me suena la idea, ¡jaja!




Y al final el equipo masculino de la carrera corta hemos quedado cuartos. Si no me hubiera perdido, hubiéramos sido terceros, aunque esta clasificación es lo de menos.


Como no podía ser de otra manera, para acabar la fiesta, nos vamos a comer y celebrarlo todos en los Salistes. Un buena comida, regada con bastante cerveza, y muchas risas. ¡Esto es lo mejor!


Trail Ermites Olesa (la Curta)

3 setmanes després de la Marató de Barcelona, canviem l’asfalt per la muntanya. I no una muntanya qualsevol, la del meu poble.

Aquest any, per no forçar i no poder entrenar-la com Déu mana, m’he decidit per la curta (12 kilòmetres).

Però no la faré sol, la faré amb el meu germà (el Jordi), el meu amic (el Fede) i la fletxa boliviana (l’Efrain). Els altres dos companys de Los Martes, el Xavi Pommard i el Jaume (que també va fer la Marató) s’han atrevit a fer la llarga (26 kilòmetres).

Amb els companys de Los Martes

La Sandra està fent una cursa de 30 kilòmetres per l’Ordal (Correbocs). On quedarà cinquena i aconseguirà un nou premi (segona de categoria). És la nostra crack. Enhorabona!

La nostra crack
La Chus i el Carles estan tornant de la Trailwalker, on la Chus ha completat els 100 kilòmetres en 23h50’, amb les seves companyes de l’equip “Les cabretes”. El Carles ha fet d’equip de suport. Bravo als dos! 

L'altra crack. Moltes felicitats Chus!!
A les 8h hem quedat a la Plaça de l’Ajuntament, però finalment arribem cap a les 8:15h. És el que té viure a prop de la sortida, que et confies. Tot i això, encara ens dóna temps de fer una foto de l’equip i fer un vídeo per animar a les cabretes que estan a prop de fer història.

A les 8:30h veiem com el Xavi Pommard i el Jaume comencen el seu repte. En total han sortit uns 200 valents.

Un cop feta la seva sortida, ens esperem uns minuts. Mentrestant, veig als meus pares arribar. El meu pare s’ha fet una pancarta amb el nostre logo, per animar-nos, què gran! També aprofitem per saludar a altres corredors del poble, de corredors (Pinelli31, Edu, Null0, Wolves).

Amb els companys de Corredors.cat
Per fi, tot i la fresqueta que fa, ens animen a treure’ns la roba extra que portem i deixem les bosses al guardaroba.

Comencem a escalfar. A l’ombra fa fred, però al solet s’està perfecte.

El Fede no es troba molt bé. Té les pulsacions molt altes, i encara no hem començat.

Nosaltres ens anem a la sortida, i ell es queda escalfant una mica més.

Un cop dins de la zona de sortida, veig a l’Esther i l’Ona. Els hi faig un petó.

L’Efrain que vol fer un bon temps, s’ha posat al davant. El Jordi i jo per la meitat, i una mica més tard ens trobem al Fede. No té clar que avui acabi la cursa, o que hagi de caminar més del desitjat.

A les 9h, sortim.

La sortida és força atapeïda. Mica en mica, anem avançant corredors. Faig una mica de conya amb el Pinelli31, i arribem a la Plaça de les Fonts. Aquí tenim un canvi respecte al recorregut que fem cada diumenge (en els nostres entrenaments). En comptes de pujar pel carrer que et porta a la Verge de Santa Oliva, pugem per un carrer lateral que et puja fins a l’església. El desnivell és similar, però això més endavant tindrà conseqüències.

Fa una estona que el Fede s’ha quedat. Em giro a buscar-lo, però no el veig. No sé si s’ha retirat, o què ha fet.

El Jordi i jo anem pujant a bon ritme. Tot el tram fins al Pavelló anem avançant a corredors.

A partir d’aquí ja comença la muntanya. Primer per una zona on es fa el cross escolar i després cap amunt.

Per les primeres rampes dures avancem al Mario (un company del Xavi Pommard que va fer un entrenament amb nosaltres). El saludem i continuem cap a dalt.

A bon ritme arribem a la zona asfaltada. Aquí la pendent és dura, i alguns corredors ja van caminant. Nosaltres anem fent, a poc a poc, el Jordi es va quedant una miqueta.

El bo d’entrenar on es fa la cursa, és que saps on s’acaben les pujades, on pots recuperar les cames i on has d’estalviar forces.

Un cop finalitzada la primera pujada forta, agafo un ritme suau que em deixi recuperar les cames fins a arribar al corriol. Ho intento, però de mica en mica, corredor a corredor, em vaig animant i moralment em vaig trobant fort.

Arribem al corriol. Comencem a fer-lo corrent, però ben aviat els corredors que porto per davant comencen a caminar. Tot i caminar, caminem ràpidament, i m’ho prenc com un nou descans.

A l’arribar a dalt, fem el tros que ens portarà al Pla del Fideuer. És un tram de pista, però que es fa molt dur. A mig camí, em trobo a l’Antoni Bacarisses. És un antic company del futbol sala. El saludo i el passo.

Amb tot això, arribo al Pla amb 30’ i pico. Un bon temps.

D’aquí enfilo el camí que ens portarà al cim d’aquesta cursa.

A trams corrent, i a trams caminant, fem tota la pujada.

Una mica de pla, i després una petita baixada. Hem d’anar amb ull. Les pedres estan mullades de la pluja d’ahir.

I arribem als peus del Cim de la Creueta. Decideixo que el millor serà fer-ho caminant. Són uns 400 metres, però amb força desnivell i sembla que no s’acabin mai.

El Fede i el Xavi al Cim de la Creueta, i l'animació!
Al final arribo a dalt. Trepitgem la catifa del pas per la Creueta, i cap avall.

Començo la baixada sense apretar massa. No vull caure o fer-me mal. A mitja baixada sento un brunzit semblant a un rusc d’abelles. Miro cap a dalt un segons i comprovo que es tracta d’un dron. Aixeco les mans per saludar-lo. A veure si sortim al vídeo, jaja!

Després d’aquesta baixada més tècnica, arribem a Puigventós. Aquí hi ha l’avituallament, però avui no em fa falta i continuo. Els 5 corredors que porto per davant, fan el mateix.

Ells comencen a apretar, però jo prefereixo baixar menys ràpid i conservar forces per les dues últimes sorpreses que té el recorregut.

Quan ja estem a punt d’arribar al camí que ens deixarà al Camí del Samper, el primer corredor, amb samarreta del CAO (Club d’Atletisme d’Olesa), agafa un corriol. Jo no estic segur, sempre he baixat per la pista, però com també m’han modificat l’inici de la cursa, decideixo seguir-lo (igual que els altres 4 corredors). Em penso que ell sí que es sap el recorregut. El camí està moll, i tinc algun “sustillo”. No sembla el camí, no està molt cuidat, i finalment, veig que els primers s’aturen. Ens hem perdut. Per sort, conec la zona i veig que el camí bo està uns 400 metres més a dalt. Començo a pujar per entre les oliveres, i finalment surto al Bosc del Gavatx. Hem fet el kilòmetre en 7’, quan la resta de corredors el fa en 4’30”, per tant, ens han avançat un munt de corredors, i hem perdut la bona cursa que estàvem fent. A més a més, quan arribo a dalt, veig que les cames s’han sobrecarregat molt. He fet un nou cim, el cim dels perduts, jaja!!

Sense cap pressió, enfilo el Camí del Samper, de mica en mica, em vaig tornant a animar.

Gir a la font, i cap a les dues pujadetes que et deixen KO, després de 3 kilòmetres de baixada. Els passo força bé, i avanço alguns dels corredors que porto per davant.

Tornem a girar, i ara entre les vinyes ja ens anem cap al poble.

Últim tram de pujada, passem per sota la Verge de Santa Oliva (patrona del poble) i tot cap avall per buscar l’arribada.

Passem de nou per la Plaça de les Fonts, i enfilem l’últim carrer ja veig la pancarta del meu pare.

Amb aquestes animadores, qui no vol córrer
Xoco les manetes de tots els nens que hi ha davant de l’Escola de Música, i agafo l’Ona per fer els últims metres amb ella. Aixeco els braços perquè el públic animi. Vinga que això és una festa!!

Al final 1h:10’06”. Podia estar millor, si no m’hagués perdut, però estic molt content.


Entrant amb l'Ona i l'animació del meu pare
Veig que finalment, el Jordi m’ha passat. Al final ha fet 1h08’45”.

El Jordi a meta amb els seus fans
També trobo a l’Efrain. Ha fet la cursa en 59’23”. Mare meva, això és espectacular!

Busco als meus pares i Esther, i torno a córrer en sentit contrari per anar a buscar al Fede. No faig ni 500 metres, i el veig. No fa bona cara, però encara té forces de fer l’últim sprint abans de la meta, i aconseguir quedar per davant d’un corredor que el volia avançar en el tram final. “Genio y figura, hasta la sepultura”. Quin crack!

Recollim les begudes, fruita i l’entrepà de botifarra, i cap a casa. A dutxar-nos ràpid, i a veure si arribem per veure l’entrada del Xavi Pommard i del Jaume.

Quan tornem de la dutxa, el Xavi Pommard ja ha arribat. Ha fet 2h53’47”. Ha quedat el 30. Tot i això, diu que ha patit i que l’any vinent farà la curta. Us dic un secret, això és mentida, segur que l’any vinent torna a estar a la sortida de la llarga.

A patit, però és un crack!
I finalment, arriba el Jaume. Ha fet 3h14’32”. Uns 50’ menys que l’any passat. Com està la fletxa olesana, jaja!

Els petits reben la seva medalla. M’agrada. És una medalla de fusta amb el segell de la MiniTEO. Em sona la idea, jaja!




I al final l’equip masculí de la cursa curta hem quedat quarts. Si no m’hagués perdut, hauríem quedat tercers, encara que aquesta classificació és el de menys.

Com no podia ser d’una altra manera, per acabar la festa, ens anem a dinar i celebrar-ho tot als Salistes. Un bon dinar, regat amb força cervessa, i moltes rialles. Això és el millor!


dissabte, 1 d’abril de 2017

CURSA DE MUNTANYA DE CASTELLBISBAL

Diumenge 12 de febrer de 2017 a les 10:00 AM, l’Efrain, alias la flecha boliviana i jo (Jaume) ens disposàvem a fer la 7a. Cursa de Muntanya de Castellbisbal, 12,8 km amb un desnivell de + 660m.

No seria una cursa gens fàcil, doncs era l’estreno oficial de la samarreta de “Los Martes”, i volíem fer un bon paper. Jo personalment enmig del planning de la Zurich Marató de Barcelona tampoc pretenia cremar-ho tot, però no sé si va ser l’ambient embriagador de roba tècnica o la olor de brasa a punt de rostir les botifarres que ens va animar bastant.

Una sortida planera ens va catapultar pels carrers asfaltats del nucli urbà de Castellbisbal en un bon primer quilòmetre a 4’12’’. De cop arribem a la muntanya i comença la gresca, la “flecha” desbocada no parava de passar corredors i jo darrera seu mirant el Garmin, fins que vaig veure que seria inútil tota dossificació i ens ho deixaríem tot!.

El segon quilòmetre el fem a 5’25’’.

Després de les primeres pujades enllaçem una forta baixada durant tot el tercer quilòmetre a 4’08’’ que serà el més ràpid de tota la cursa. Parlo amb l’Efrain i preparem el primer avituallament, només beurem i no ens aturarem.

Continuem a bon ritme per una zona de riera bastant plana. De sobte comença la pendent i fem un tram d’autèntica muntanya russa, aquí hem dono compte d’on són els més de 600 metres de desnivell, anem a 7’25/km.

Recuperant l’alè i junts els dos “Martes” seguim per una zona de corriol però sense ascendir massa a 5’24’’.

Els quilòmetres 8, 10 i 12 són una fotocòpia cada cop més dura l’un de l’altre, és el moment d’apretar les dents i aguantar, no podem tirar per la borda tot l’esforç ja que anem molt bè, els temps són 7’16, 8’55 i 9’14 respectivament.

Farem l’últim avituallament en la zona del quilòmetre 9 i seguim corrents.

Ara del 12 fins al final la “flecha” s’escapa (uns 30 segons), tinc contacte visual en tot moment però ja només queda tirar i passar la línea d’arribada.


Acabem entre els primers 25 classificats i ara a per un bon entrepà i una cervessa ben freda.