dimarts, 14 de juliol de 2015

Mi primer doblete (The Mosquito Run & Carrera Pallejà)

¡Sí, señores! Al final he hecho mi primer doblete (carrera sábado y domingo).

El inicio de esta aventura comienza el sábado en Sabadell. Me tocó un dorsal gratuito en la primera edición de la “The Mosquito Run”.

Día de rebajas, comer cerca de la salida y mucho calor (más de 38ºC).

Nos refugiamos en el Corte Ingles hasta las 18:30h y después nos vamos al coche para prepararme para la carrera. Cojo la bolsa de alimentos que hemos traído para entregar al “Rebost solidari”. Siempre que se pueda es bueno colaborar con estas asociaciones.

A Ona le han dado una bolsa de “gusanitos”, y ella como el resto de los niños que había por la zona, se han dedicado a dar de comer a los patos que hay en el lago. Los patos se han  engordado, seguro.

A las 19:15h, me separo de mis fans (Esther y Ona) y me voy a mojar la gorra y ponerme en la línea de salida.

Busco una sombra donde resguardarme.

El animador de la carrera no deja de informar como es el recorrido. Me ha ido bien, porque ni me lo había preparado. El recorrido consiste en dos vueltas de 2,5 kilómetros, donde el 90% se hace por tierra y el resto por zonas asfaltadas o pavimentados. Todo ello, con sus subiditas y bajaditas.

Salgo bastante atrás, y rápidamente veo que es una carrera muy popular (mucha gente sale caminando). No quiero apretar, mañana a las 9h tengo una nueva carrera.

Me doy cuenta que los corredores somos unos mentirosos. Todos decimos: “No, en esta carrera no voy a apretar”, y después cuando nos dan la salida, salimos como si no hubiera mañana. Y esto me pasa hoy. Voy controlando no pasarme con el ritmo, y aunque hace mucho calor, me siento muy bien, tengo buenas sensaciones.

Antes del kilómetro 2, me caliento un poco, y no por el ritmo, ni por la calor. Un “estafador” (no se merece el nombre de corredor) hace delante de todos un recorte de unos 200 metros. Lleva una camiseta amarilla del equipo la Espardenya Runners Badalona. Ha tenido suerte que no quería malgastar fuerzas, sino hubiera apretado para cogerlo y recriminarle la acción.

Continuo corriendo entre hierba y tierra y sin darme cuenta, hago el primer paso por la línea de llegada (primeros 2,5 kilómetros en 11’56”).

Intento mantener el ritmo, y lo consigo sin mucha dificultad. Antes de la primera subida consigo pasar al recortador (me he sentido bien, los tramposos no se merecen nada. Para mí es más importante los valores y el respecto que la marca que haga un corredor).

La segunda vuelta la hago mejor, es lo bueno de conocer el circuito. Último esprint (donde adelanto dos corredores) y llegada en 23’10” (segunda vuelta en 11’14”).

Justo después de cruzar la línea de llegada me encuentro a Miquel SBD de corredors.cat. Lo saludo y marcho hacia la zona de avituallamiento y donde se encuentra mi equipo de soporte.

Cuando estoy cruzando el puente las veo en el otro lado. Solo llegar, Esther me comenta que lo he hecho muy bien. Le dije que haría entre 25’ y 30’, y ella había recibido un mensaje en el móvil con mi tiempo final.



Me hidrato, nos hidratamos y nos hacemos unas cuantas fotografías. Después estiro un poco, y cogemos el coche (marcaba fuera 36ºC) y marchamos hacia Olesa de Montserrat.

Ducha, cena, crema recuperadora (Fisiocrem) y a dormir para recuperarnos.

A las 6:30h nos levantamos. Almorzamos, nos vestimos y levantamos a Ona.

A las 8h llegamos a Pallejà. Rápidamente encontramos a Sandra y a sus compañeros del SAC (Sociedad Atlética de Corbera).

Dejo a Esther y Ona, y me voy hacia la zona de salida. Son las 8:15h y voy tarde. Había quedado a las 8h con los otros compañeros de corredors.cat que hoy haremos de liebres.

Cojo mi dorsal y nos vamos a cambiar y preparar las banderolas.

Sobre las 8:45h, salimos y me da tiempo de hacerme una fotografía con Ona.

Poco antes de las 9h, nos colocamos en nuestros puestos.

Con todo este lío, no he podido dar ánimos a mis compañeros de Los Martes (Jordi y Sandra). Jordi quiere hacer sub 20’ y Sandra repetir victoria en los 5 kilómetros.

Disparo de salida y nos ponemos en marcha.

El circuito se trata de un recorrido de 5 kilómetros, por lo tanto, hoy haremos dos vueltas. Es un recorrido que ya he hecho unos años seguidos, pero hoy es la primera vez que haré los 10000 metros.

Intento coger el ritmo de 5’/km pero no lo cojo. No sé si el GPS va mal o los kilómetros están puestos antes, pero paso el primer kilómetro bastante rápido (unos 20” por debajo de la marca). El recorrido también ayuda, es en bajada, pero me tendré que controlar.


Antes del kilómetro 1,5 (donde hay la alfombra), veo a Jordi y a Sandra. Los animo y continuo con mi ritmo. Me cuesta coger el ritmo lento, me encuentro bien, pero hoy no me puedo animar tengo una “faena” encomendada i no puedo fallar.

En el paso por el kilómetro 2, he reducido la ventaja que llevaba, pero no irá mal para la subidita que nos encontraremos antes del punto kilométrico 3.

Explico a los “compañeros” que me siguen que vamos un poco rápidos y para regular haremos la subidita a un ritmo más tranquilo. I así lo hacemos. En el paso por el kilómetro 3, ya solo tenemos unos 10” de ventaja respecto al tiempo que hemos de hacer.

Giramos y volvemos hacia la salida. El perfil es en ligera bajada. Recuperamos sensaciones y también nos remojamos un poco (sobretodo la gorra), que hoy hace falta. Cogemos agua en el avituallamiento (destacar las bicicletas con agua, que ya vimos en Olesa) y pasamos por detrás del Ayuntamiento.

Con todo esto y sin casi darnos cuenta, llegamos al kilómetro 4. Vamos solo 8” por encima del tiempo, ¡he encontrado el ritmo!

A unos 500 metros para hacer la primera vuelta, se enganchan al grupo Arcadi Alibès y Xavi Bonastre. Me comentan que he ido fuerte en el primer kilómetro (y tienen razón). Me dicen que ellos van a 5’/km clavados, y yo les digo que si me quieren quitar la “faena”, ¡jaja!

Poco a poco, ellos marchan. Mi gente y yo pasamos los cinco primeros kilómetros en 25’. Lo hemos clavado. Ahora a repetirlo, todo y que la calor de la segunda vuelta haga la selección natural.



Mientras paso por la línea de llegada me da tiempo de ver a Sandra y Jordi. Sandra no sabe en que posición ha quedado, y Jordi me dice que ha hecho 19’ (¡está muy fuerte!).




Volvemos a hacer un poco rápido el kilómetro 6, pero es el perfil que acompaña, y le hemos ganado 8” al crono.

El paso por el próximo kilómetro lo hemos clavado a 5’, y ya encaramos la zona más difícil.

Aquí llevo un corredor que lleva conmigo toda la carrera. Lo veo bien, y le comento que una vez hecha la subidita, si se encuentra bien, que tire.

El grupo ha cambiado un poco. Algunos corredores han comenzado a sufrir, otros se han enganchado y también recogemos algunos que van aflojando. Intento animar a todos, para que consigan su objetivo.

Una vez pasado el kilómetro 3, hemos perdido unos segundos, pero tenemos unos 4” de margen.

El corredor que iba conmigo, comienza a apretar y le dejo marchar (no me han faltado ganas de seguirlo, pero hoy no puedo hacerlo).

Pasamos de nuevo para la zona de subida del Ayuntamiento, y encaramos el último kilómetro.

Aquí un corredor que va sufriendo, se gira y al verme me dice: “No puede ser, eres la liebre de 50’, que mal, tengo que llegar antes que tu” ¡jaja!

Él apreta y nos deja detrás, vamos bien, pero ya no tengo muchos “amigos”, y menos que me quedaran cuando vean la línea de llegada.

Salimos de la rotonda y ya sólo quedan los 400 metros rectos que nos llevaran a nuestro objetivo.

Los corredores que llevo a mi lado comienzan a apretar, y me dejan. Esto suele pasar.

Me voy girando para animar a los que llevo a pocos metros, para que hagan un último esfuerzo y así conseguir su objetivo.

Como voy solo, comienzo a levantar los brazos para que la gente comience a aplaudir y animar a los corredores, y lo consigo.

En un giro de estos, no me doy cuenta que Ona (mi hija) había salido por entrar conmigo, y nos chocamos y cae. La recojo y entramos juntos con un tiempo de 49’56”. ¡Perfecto! ¡Objetivo conseguido!.



Sólo cruzar la línea de salida dos corredores me dan las gracias para haberles ayudado a conseguir sus objetivos. Esto me satisface mucho, me llena mucho, y me demuestra que finalmente he hecho una buena faena.

Recojo la bebida, la sandía y el melón y recibo el beso de mi mujer (el mejor premio).

Vuelvo a reencontrarme con Jordi y hablamos de cómo le ha ido la carrera. Ha tenido buenas sensaciones y ha sacado un magnífico resultado.

Después llamo a Sandra que me dice que ha quedado tercera, empatada con Esther (SAC) con  el mismo tiempo.

Comenzamos a prepararnos para las carreras de los pequeños.

Aquí a destacar la llegada de David (@daddybalboa), Fani y sus hijos, todos con la camiseta roja de cuando hizo la Maratón de Boston. Esto es postureo familiar, jaja!!

La participación infantil será masiva. Júlia, John, Leo y Ona harán la carrera de los más pequeños (150m), y Raul hará la de 1000m.



Los más pequeños la hacen con sus respectivos padres, y Raul la hace solo (no permiten padres, ya es grande, ¡jaja!), pero con todos animándolo.

Al final todos con su medallas.

Para ponerle la guinda al pastel, nos esperamos para ver subir en la tercera posición a Sandra, que haciendo un gesto que le honra compartió su puesto y trofeo con su compañera del SAC, Esther.



Ha estado un buen fin de semana para cerrar la temporada.

Ahora a hacer un descanso activo, celebrar la temporada con una cena con todo el equipo de Los Martes, y en septiembre a comenzar con el entrenamiento y el camino hacia el Maratón de Castellón el 06/12/15. Objetivo, hacer sub 4h.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada