divendres, 20 de març de 2015

REPOKER MARATON BCN 2015

15 de Marzo de 2015 ha llegado una nueva cita con la carrera más emocionante del año, en el aspecto mental y físico que hay en mi calendario de cursas, LA MARATÓN de Barcelona.



No llego en muy buenas condiciones, no es un tópico, es una realidad, tengo una fascitis plantar preocupante, pero, como siempre tiro más de cabezonería que de lógica, y la lógica diría, descansa y recupérate, pero, la cabezonería del Fede Runner dice que no hay que tirar la toalla mientras se pueda aguantar el dolor.

Desde el domingo 8 de Marzo, que hice la ½ maratón de Montornès, acompañando a mi amigo Paco, no he vuelto a correr ni un minuto, ya que el dolor de la fascitis plantar, se acentuó en el talón, sólo me permitía andar y despacito durante los 6 días anteriores a la maratón.

Llegó el sábado 14 de marzo, víspera de la Maratón y fuimos toda la Family a la feria del corredor. Me encanta. En ésta ocasión ha venido un invitado muy especial, El Pirulí, Daniel Valdivieso Pablos, el sobrino de Isa, Mon Amour. También han venido Marc y Alexia, lo hemos pasado muy bien, disfrutando de todas las actividades para niños y adultos, de los stands de todas las marcas deportivas y de los chiringuitos de algunas maratones de la península y parte de Europa. He apuntado a Xavi al sorteo de la Maratón de Castellón, seguro que le toca, y yo me he apuntado a los sorteos de la Behobia 2015 y a la Maratón de Valencia, seguro que no me toca jejeje.

Son las 5:45 de la mañana del día de la Maratón, suena el despertador a la misma hora que suena cuando he de ir a trabajar, me preparo, poniéndome la vaselina pertinente y gel frío en el talón para aliviar un poco el dolor de la fascitis. Me pongo la ropa de correr y el dorsal. Desayuno mi té con una tostada, me tomo un ibuprofeno y voy a buscar a Alexia, mi pitufina que le gusta entrar conmigo en la meta. Con ésta Maratón, serán 3 años cruzando la línea de meta conmigo (espero que no me haga correr mucho), yo estoy encantado de cruzar la meta con ella. La recojo a las 6:45 (que madrugón se ha pegado) y nos vamos a Olesa de Montserrat a recoger a Xavi, hemos quedado a las 7:00 en su casa y a las 7:15 en Pallejà para recoger a Sandra, estoy contento de que se vengan conmigo a darme ánimos en la carrera, que falta me harán.

Llegamos a Barcelona a las 7:45 y dejamos el coche en el parking que le deja el compañero de Xavi, es un detalle por su parte, muchas gracias compañero de Xavi. Ya falta poco, tengo un cosquilleo en el estómago, que me hace ir al lavabo un par de veces antes de las 8:30, hora del pistoletazo de salida. Mientras caminamos los cuatro en dirección a la salida en plaza España, vamos viendo corredores calentando, andando y comentando lo que nos espera a todos los participantes, el ambiente es especial, a Sandra y Xavi cada vez se les nota en la cara una sensación de querer correr, éste año vienen a animarme a mi, que no es faena fácil, ya que, me harán falta muchos segundos de apoyo para poder aguantar los 42,195 metros.

Ya estamos a 15 minutos para empezar la carrera, me despido de los tres y me voy sólo hacía mi cajón de salida sub 3:30, aunque el objetivo es “”sub-brevivir”” y llegar a la meta.

Antes de meterme en el cajón, vuelvo a ir al lavabo. Entro en el cajón de los dorsales azules (sub 3,15 – sub 3,30), el ambiente es espectacular, los corredores estamos todos excitados y nerviosos no paramos de dar saltitos para estimular los músculos.



Son las 8:30 y los primeros en salir son los corredores en sillas de ruedas y después los que llevan a personas en sillas de ruedas, es una fiesta para todos. Después salen los de elite y seguidamente empezamos a salir uno detrás de otro, los miles de corredores que quieren conseguir la gloria de correr toda una maratón de Barcelona.

En cuanto paso por la línea de salida, le doy al Garmin, para controlar el ritmo. Antes de los primeros 100 metros, busco a mi grupo de animadores (Alexia, Sandra y Xavi). Ellos no me ven, están escondidos detrás de un coche de la policía, me paro y doy la vuelta para darles un beso y un abrazo (estoy muy contento), y sigo mi camino.

Empiezo a controlar los ritmos desde el principio, para intentar no llevarme ninguna sorpresa, no me es fácil correr por encima de 5’ el kilómetro, sin darme cuenta me voy acelerando, pero con mucha prudencia voy en todo momento bajando el ritmo (esto es muy largo y hay  que ser muy prudente).

No había pasado por el Km. 3 y ya estaba con bastante dolor en el talón derecho, demasiado pronto empezaba el sufrimiento, pero, estaba tan concienciado que fui toda la carrera concentrándome en los dolores para sobrellevarlo.

Los kilómetros van cayendo, cuando voy por el Km. 12, llamo a Sandra para preguntarles dónde estarán situados en el siguiente punto de animación, y me comentan que estarán a la derecha en un semáforo entre Avda. de las Corts y Passeig de Gracia. Hablé un poco con Alexia y me dio ánimos, le pregunté como la estaban tratando, me dijo que muy bien, por la cuenta que les trae a los dos, jeje.

Unos extranjeros se me quedaron mirando, y me dicen algo, no se que, pero creo que estaban flipando como corría y hablaba por teléfono al mismo tiempo. Cuando llego a la altura del Km. 14, yo estaba concentrado en mis dolores, a eso que les escucho gritar a los tres: ¡¡FEDE!!, con la pancarta al aire con un dibujo que me dedicó Ona, que subidón, ya tengo 10 segundos de bonificación más por cabeza, jejeje. Ya no los volvería a ver hasta el Km. 28,5 en la Diagonal, por la zona de la Torre Agbar. Bueno, yo a lo mío, me tomé mi gel y pin pan, kilómetro va, kilómetro viene. Una de las cosas que también estaba concienciado, era la de ir bebiendo en todos los avituallamientos, poco, pero bebiendo.

La aventura sigue, y paso por una zona que me gusta mucho la cual tiene mucho ambiente, la Sagrada Familia  Km. 16, la gente anima un montón hace un día espectacular y se puede disfrutar de las vistas, ya que el ritmo también lo permite, hasta entonces, el ritmo medio es de 5,06 min/Km., mejor de lo esperado, pero con el dolor continuo del talón.

Siguiente objetivo es llegar a la Meridiana, donde estarán Rut, Alex y las dos princesas (Carla y Marina), el pensar en ello me da otra dosis de fuerza para continuar con mi aventura. A la altura del Km. 18 vuelvo a coger el teléfono y llamo a Alex, para decirle que acabo de coger la Meridiana, me dice, que me esperan a la altura de la gasolinera Repsol, cuando llego no los veo por ningún sitio, no han llegado a tiempo, empiezo a rayarme un poco, porque necesito ver a las enanas para coger una dosis de fuerza, sigo hacía arriba y pienso que cuando baje volveré a buscarlos, seguro que se han retrasado un poco, es lo que tiene ser padres de mellizas. Paso por la mitad de la Maratón con un tiempo de 1 hora 47 min. 16 seg.,  buen tiempo, ya empiezo a estar cansado. Vuelvo a pasar a la altura de la Repsol y busco a mis enanas, las veo y grito: ¡¡AAALEX!!, por fin los veo y ellos me ven, la Rut no para de indicar a las enanas que me mirasen, pero, con toda la gente que había, no pudieron verme, bueno, yo si que las vi a ellas, ya vuelvo a tener gasolina para seguir corriendo hacía mi siguiente objetivo, la Diagonal Km. 28.5 (Torre Agbar). Allí me esperan Alexia y mis companys.

La verdad que a excepción del dolor de talón derecho, el dolor del cuadriceps de la pierna izquierda y el dolor del gemelo de la derecha, estoy de coña, me lo estoy pasando muy bien, algo aburrido, ya que me hubiese gustado que algún compañero estuviera corriendo conmigo, pero, otra vez será. Mientras tanto me voy entreteniendo con las historias de los corredores que van a mi alrededor.

Dejo Rambla Prim, y cojo la Diagonal, que pesada se me hizo el año pasado, empiezo a buscar por el lado del tranvía a mi grupito de animadores, también corro un rato por el césped que hay dentro de la vía, hago caso a las recomendaciones de mi traumatólogo, que me dijo que corriera por hierba, jajaja.

Dejo la vía y sigo corriendo por el asfalto, a eso que escucho: ¡¡VAMOS FEDE!!, que gracia, es la Carmen de Rayos, la compañera de trabajo de Isa junto con sus compañeros de Sant Feliu, seguro que están esperando que llegue algún corredor de su club, me hace mucha ilusión que me hayan visto y me animen. Yo continúo corriendo buscando al trío (Alexia, Sandra y Xavi), a eso que en el Km. 28.5 como tenía calculado Xavi, los veo y empiezan a gritar y animarme un montón, como mola, los saludo, pero no hablo mucho para no gastar fuerzas, y sigo corriendo, doy la curva para coger la Diagonal de vuelta y empiezo a buscarlos otra vez, los vuelvo a ver y les digo que si no me hacen ninguna foto. Me dicen que la cámara de Xavi no funciona, y no paran de gritar dándome ánimos. (MUCHAS GRACIAS A LOS TRES).

A partir de ahora hay que correr con la cabeza más que con las piernas, en el Km. 32 veo a una persona con un cartel que dice “NO HAY MURO, LO HE QUITADO YO”, eso te da fuerzas, ya que es impresionante como te anima la gente sin ánimo de lucro, quien lo diría en los tiempos que corren, un 10 a todos los animadores de toda la carrera, y un 11 a mis tres animadores personales.

Me acuerdo del Jordi, hermano de Xavi que me envío un whatsapp diciéndome que yo “4 martes los hacía con la punta de….”, y tan sólo me quedaba UN MARTES, pero que martes, los últimos 10 Km.

Otra vez objetivo ver a mis animadores en Arc de Triomf  Km. 36.5, y otra vez pin pan, pin pan, lo importante es no parar, el ritmo ya no es a 5 y poco, es a 5.25, pero sin parar, eso es lo que me importa llegar y después no parar de correr. Veo en frente de mí el Arc de Triomf, y busco en los laterales a alguien que grite, ahí están gritando con ánimos, “venga, que vas bien, vamos Fede, Vamos Fede”, ya me han dado la dosis final para afrontar los últimos 5 Km. y pico. Otra vez a concentrarme cada vez más en los dolores, que se acentúan por momentos.

Estoy en pleno muro, esquivando al tío del mazo, ya voy por el Km. 39, acabo de bajar la Vía layetana, bueno, bajar para mí que subía, hay mucha gente por todas partes ya veo Colon, paso por al lado, le saludo y empieza lo más emocionante, LOS DOS ÚLTIMOS Km., Paral·lel hacia arriba. Me viene a la memoria otra vez el mismo trozo del año pasado con Xavi, que paré por un dolor en el pecho desconocido, ésta vez no iba a poder conmigo, simplemente con un ritmo de 5,54 min/Km. apretando las encías, ya que los dientes se me habían desgastado de apretarlos los 40 Km. anteriores y sufriendo como nunca, paso el Km. 41 y al cabo de unos 200 metros se me queda la pierna izquierda mas tiesa que el dedo de Colón, “que dolor”, doy un grito y no me doy cuenta y tenía a una persona del público agachado delante de mí aguantándome el pie para que estirase, “MUCHAS GRACIAS”, fue tan rápido, que éste último Km. salió a 6.02 min/Km. que bien lo estaba consiguiendo de acabar sin parar. Llego arriba del todo y en la última curva, veo como viene hacia mi un miura. Era Alexia que venía corriendo hacia mí, que acojone, pongo las manos diciendo “para, para, para”, ya que si me empuja sólo un poquito me voy al suelo seguro, me mira nos cogemos las manos intento inclinarme para darle un beso, pero no puedo, estoy completamente agarrotado, nos vamos juntos hacía la línea de meta con las manos en alto disfrutando de los 195 metros del sabor a la victoria.

En cuanto cruzamos la meta, allí estaba Sergio, esperándonos para hacernos una foto en la misma meta.


Entramos un poco más hacia dentro y una señora nos coloca una medalla a cada uno, una a Alexia y otra para mí.

¡¡CONSEGUIDO!! 5ª Maratón y 4ª consecutiva, espero que no lo pague muy caro y me pueda recuperar pronto para hacer aquello que más me gusta, CORRER.



Doy las gracias a la Pitu, Sandra y Xavi por apoyarme durante toda la carrera, al enano Marc, que seguro que le hubiese gustado venir, a todos mis compañeros de Los Martes, por estar ahí siempre que los he necesitado, “lástima que sean unos flojos y no corran la Maratón conmigo, jejejejeje”, a mis compañeros del trabajo, Jose y Antonio, que me han ayudado con los entrenamientos de medio día y Sobre todo a Isa, mi pareja, que es la persona que me ha apoyado siempre y me ha dado una estabilidad personal desde el primer día que la conocí.
T´Estimo Amore.

El Promesas

Fede

2 comentaris:

  1. Como siempre nos has enseñado que eres el más fuerte de mente. Llegas donde otros nos rendimos.
    Fue un placer ayudarte a ti y al resto de "locos" que salieron a patearse las calles de Barcelona.
    Ahora, por vuestra culpa, tengo entre cejas la Maratón de Castellón.
    A recuperarte y seguiremos dando guerra.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Xavi es cuestión de apretar los dientes, tu ya sabes lo que ea eso.
      Ğracias por el apoyo y a por esa Maratón de Castellón.
      Fede

      Elimina