dimecres, 11 de febrer de 2015

Mitja Colomenca (08.02.2015)

¿Se puede ser feliz sin hacer marca? Si, y os lo cuento.

Acabado el 2014, tocaba empezar a buscar objetivos y metas para el año 2015. Fede va hacer la Maratón de Barcelona y mi afán de buscar marca me decía que podía intentar prepararla y bajar de las 4h, pero mis piernas no estaban por la labor. Finalmente mi cabeza y mi manager (mi mujer), me hicieron ver que lo mejor sería posponerlo para más adelante e intentar buscar nuevas motivaciones, nuevos retos sin tener que poner el cuerpo al límite. Así que después de leer las “reflexiones” del gran Alberto Barrantes en su blog “tiodelmegafono.es”, me decido a buscar una nueva manera de volver a sentir esos nervios, cosquillas en el estómago, que produce generar nuevas ilusiones.

Pensando y reflexionando sobre ello, me vuelve a la memoria una idea a la que llevaba tiempo dándole vueltas, ¿Por qué no hacer de liebre? Vivir la carrera de manera diferente (como hizo Pedro Nimo conmigo en Behobia). Ayudar a otros a conseguir sus metas y poder disfrutarlo en primera persona.  

Me pongo en contacto con la gente de corredors.cat, y después de un intento fallido (estaban los puestos cubiertos para la Mitja de Terrassa), me llega un mensaje de Manolo (el alma mater de las liebres de corredors) que si quiero puedo hacer de liebre de sub 1h50 en la Mitja de Santa Coloma de Gramenet.

Me tomo un par de días de reflexión, mejor dicho me entra miedo, pero finalmente me tiro al ruedo y le digo que sí. Rápidamente se lo comunicó a mis compañeros de los Martes, y a Jordi y a Fede les falta tiempo para apuntarse y deciden acompañarme en esta nueva aventura (¡Gracias escuderos!) 

El perfil de la carrera me tiene un poco preocupado, ya que, en el fórum de esta Mitja se habla de subidas fuertes del kilómetro 16 al 19,5, pero creo que no tendré problemas para poder hacer este “encargo”. Me leo los consejos express de David Jiménez y su blogmaldito.com y trazo mi estrategia.

Los días pasan y llega el gran día.

Me levanto muy temprano (6h). Almuerzo, miro el teléfono y vuelvo a mirar la chuleta con los tiempos de paso. Estoy un poco nervioso, supongo que la responsabilidad y las ganas de hacerlo bien, muy bien. Pero también estoy ilusionado como el día que hice mi primera carrera, en definitiva, hoy también es mi debut, ¡jaja!

No quiero llegar tarde, y a las 7h ya estoy debajo de la puerta de casa del Fede. Fede me ve y no se lo cree. ¡Hemos quedado a las 7:15h!

Acaba de almorzar y nos vamos. Todo va como anillo al dedo y antes de las 8h ya estamos aparcados y recogiendo los dorsales.

Hace mucho frío.  Busco a Manolo y me presento a las otras liebres (todas más rápidas que yo).

Unos pocos minutos más tarde,  llega Jordi. Ya estamos todos.

Esperamos, y sobre las 8:30h nos vamos a preparar.

Me visto y comienza el show de ponerse el arnés y la banderola que llevaré durante 21,097 kilómetros.

Una vez puesto y ajustado, es hora de ir trotando hacia la línea de salida. Jordi y Fede han salido un poco antes para que Jordi dejara la bolsa en guardarropía. No los veo, pero ellos sí que me ven, ¡hoy es fácil!

Las liebres correcats, una garantia de éxito
Nos preparamos y salimos.

La carrera no está nada masificada, y por lo tanto, en la salida solo tenemos unos primeros segundos de nervios hasta coger el ritmo adecuado (5:12). Una vez conseguido, vamos haciendo kilómetros y van saliendo bastante cuadrados.

Sobre el kilómetro 3 oigo como un hombre que va en nuestro grupo coge el teléfono y le dice a su padre que está corriendo. Todo el grupo se ríe, se nota que todavía estamos frescos.


Después de una vuelta por Santa Coloma nos dirigimos por un camino paralelo al río Besos en dirección a Montcada i Reixach. El perfil es ligeramente en subida, pero se lleva bien.  


Cada kilómetro pasado, comprobamos el tiempo y junto con Jordi calculamos el próximo paso. Mientras tanto Fede, que hoy va muy liberado, va haciendo sprints para poder hacernos fotos y alguno que otro video.

Al llegar al kilómetro 7, Jordi me comenta que podría hablar con “mis chicos”. Él es más relaciones públicas que yo, pero hoy me siento feliz y les comento que vamos bien, según lo marcado. Ellos comentan que van bien, y también comentamos que del kilómetro 10 al 16 iremos un poquito más rápidos (perfil con ligera bajada) para ganarle segundos al reloj, que luego nos podrán hacer falta en el tramo “chungo”.


En esta zona me giro dos veces y puedo ver que llevo un buen grupo (10 o 15 corredores).

Seguimos pasando una zona de toboganes (entre el 7 y el 10)  que hace que algunos de los integrantes del grupo se vayan descolgando. Nosotros seguimos al ritmo correcto, y volvemos a Santa Coloma.

El paso por el kilómetro 10 (zona que ya habíamos hecho en los primeros kilómetros) va sobre lo previsto, 52’.


Del kilómetro 10 al 13 vamos callejeando por el pueblo, sorteando algún peatón que tiene más prisa que nosotros.

Llegamos a la parte más bonita de la carrera, o al menos para mí. Entramos en la zona del vial del río Besos. Es un paraje con un tramo de asfalto (por donde vamos nosotros), otro tramo de hierba (por donde va Fede), y el río. A parte de bonito, se está muy calentito y da gusto correr.


El reloj sigue controlado y la ligera pendiente favorable, hace que nos pongamos un poquito más rápidos, pero ya va bien.

El paso por el kilómetro 14 no llega nunca. Está mal ubicado (el GPS marca 14,5km). Alguien lo ha movido o el aire se lo ha llevado. Después de este pequeño susto, todo se arregla en el kilómetro 15 que sí que está bien situado.

Comento a “mi grupo” que volveremos al ritmo del objetivo (5:12) para coger fuerzas para esos 3,5 kilómetros donde tendremos que apretar los dientes.

Antes de llegar al final, a uno de los componentes del grupo le gritan: ¡Dale el hachazo! Me hace gracia, y el chico que ha recibido esos ánimos me comenta que han sido para él, pero que no está para sprints.

La gente sigue con buena cara, y creo que muchos llegaran a la línea de llegada con el objetivo cumplido.

Salimos del vial, y se junta el último avituallamiento, las primeras rampas (no muy fuertes) y el grupo se deshace.

Intento (con los consejos de Jordi) agruparlo, pero va a ser difícil. Finalmente 6 o 8 corredores siguen y los restantes van un poco por detrás. Antes de esta zona les aconsejé que cada uno cogiera su ritmo, y que luego tendrían tiempo y metros para poder alcanzarme en la zona final.

Vamos haciendo metros y no me parece tan dura esta zona como me habían dicho. Así es hasta que llegamos al kilómetro 19, donde hay una rampa (300m o 400m) que me recuerda mucho a la Media de Somontano (Barbastro). Conseguimos subirla a buen ritmo, pero me quedo solo con 4 “amigos”.

Llegamos arriba, hacemos otro pequeño repecho y cuando comienza el tramo de bajada les comento que los veo fuertes y que ya pueden intentar apretar para hacer un buen tiempo.

Yo sigo a mi ritmo marcado (ajustándolo para llegar en tiempo), pero solo (la soledad de las liebres, ¡jaja!). Recupero a Jordi que se ha quedado con algunos de los corredores que han sufrido un poco en la subida. Fede siempre lo he llevado por delante, ¡qué cómodo ha ido!


El último kilómetro lo dedicamos a animar a los 4 corredores que llevamos detrás de nosotros, para que den un poquito más y consigan llegar antes de la 1:50:00.

Conseguimos que 3  de ellos nos pasen antes del kilómetro 21 y nos quedamos animando a Mª Àngels (creo que era la única chica del grupo). Entre nosotros, su marido e hija, que estaban en la glorieta de antes, conseguimos que llegue por delante de nosotros.


Finalmente, Jordi, Fede y yo llegamos con un tiempo de 1:49:41. ¡Objetivo conseguido!

Estoy feliz. Agradezco a mis dos escuderos y amigos el apoyo que hoy (una vez más) me han dado. De esta manera, el trabajo ha sido más fácil.


Después de cruzar la meta, viene la prueba del algodón de la liebre. Si consigues que la gente se acerque y te dé las gracias, entonces es que has hecho un buen trabajo, sinó no. Y hoy varios corredores que han ido en nuestro grupo se ha acercado a agradecer el trabajo hecho y eso me ha llenado más que una mejor marca personal. Ha sido un placer y si Manolo y corredors.cat me dejan volveremos a repetir la experiencia.

Por lo demás, ahora toca centrarse en el nuevo objetivo. Esta vez sin marca tampoco. Cambiando el asfalto por la montaña, y dónde mejor que hacerlo en casa (Olesa de Montserrat). Los alumnos del Instituto Daniel Blanxart han montado una carrera de montaña (Trail de las Ermitas de Olesa - http://www.trailermitesolesa.cat/) con dos modelos (11km y 25km). Se lo están trabajando mucho y no les podemos fallar. Además hace 15 días hicimos un primer aperitivo del recorrido y consiguieron que volviera al punto más alto (Cruz de Saba – 594m), cosa que no hacía desde hace 22 años, y descubrí zonas que desconocía hasta ahora.

Para acabar, esta carrera tiene dos dedicatorias muy especiales. La dedicatoria es para dos personas que esta semana dejaron de estar entre nosotros.


El primero fue Jordi (28). El hermano de mi mejor amigo (mi hermano postizo), Bernie. Con Jordi nunca pude mantener una conservación, su enfermedad no lo permitía, pero con sus leves sonrisas me daba por satisfecho. El lunes, Bernie, me aviso que Jordi había fallecido. Había luchado cada día de sus 28 años con su enfermedad, había hecho una maratón cada día, pero ya no pudo más.

Las relaciones personales, siempre he creído que te aportan cosas, y yo he crecido viendo el amor y la lucha de unos padres (mis segundos padres) y de un hermano, para que Jordi tuviera la mejor vida posible, y eso a mí me ha hecho más fuerte y mejor persona. Hoy no podía faltar mi reconocimiento.

La segunda mala noticia, fue la muerte de la “iaia” Leo (95). Es la abuela de mi cuñada, pero después de 9 años de relación, se había convertido en la “iaia” de todos nosotros. Echaremos en falta esas bofetadillas cariñosas que te daba cuando te veía. Ojalá lleguemos a esa edad con la misma vitalidad que ella llegó.

Como veis no fue una buena semana. Hoy ellos han corrido conmigo, y los 3 lo hemos conseguido.

Nos vemos,


Xavi Crespo

10 comentaris:

  1. No pude darte las gracias en la meta, pero gracias a ti pude acabar en el tiempo previsto.Lo hicistesis fenomenal y ayudastes con tus comentarios.Gracias

    ResponElimina
    Respostes
    1. Fue un placer. Tenia muchas ganas de esta experiencia y ahora, una vez hecha, tengo seguro que la repetiré más veces.
      Me alegro de haberte ayudado

      Elimina
  2. Hola company, cada carrera te superas en todo, no sólo en correrlas, sino, también en las crónicas que haces de ellas, eres una autentica mezcla de lo que se podría llamar "AmigoAtletaEscritor", ahí va el nombre.
    Hablando de la carrera, me lo pasé genial haciendo de escudero con tu brother Jordi y a tu lado, la experiencia fué muy grata, la verdad que llena mucho ver lo agradecidos que fueron tus seguidores de sub 1 hora 50 minutos, por los comentarios que hicieron al final, se lo pasaron en grande, no se olvidarán de la liebre que tubieron.
    Me alegro que saliera redondo el control del tiempo, la próxima que hagas de liebre ahí estaré, que lo sepas.
    Muy emotiva la dedicatoria a el hijo de tus amigos y a la iaia, ya me lo contaste durante el día de la carrera, y seguro que te estaban controlando desde allí donde estén para que clavaras el tiempo.

    Un Abrazo de tu Amigo
    El Promesas
    Fede

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias company. Ya sabes que sin vosotros nada sería lo mismo. Seguiremos compartiendo estos buenos ratos

      Elimina
  3. Enorme Xavi! Me alegro mucho de que haya salido bien tu debut como liebre, mmm, yo hubiese estado un poco intranquilo en cómo planificar esos últimos kilómetros, pero ya veo que tú lo has hecho genial.
    Una pena lo de tu amigo y la iaia.
    Un abrazo, campeón!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas Gracias!! La verdad es que tuve más nervios los días anteriores y los primeros kilómetros, que luego. Con Jordi fuimos cuadrando tiempos y eso me fue calmando. Me gusto mucho la sensación y lo volveré a hacer. Seguimos en contacto, crack!

      Elimina
    2. Excelente! Ahí esta mi compi de "curro" me encanta que compartas tus experiencias! Genial!...a mi especialmente me dan ganas de ponerme unas bambas y salir a correr, je, je...de jovencilla no era malilla!...pero primero hay que dejar algún mal hábito!.
      Enhorabuena por este nuevo reto y gracias Crispin por compartirlo! Besos al bitxet de la casa y a Esther. Espero algún día poder compartir alguna carrerilla....que no sea de trabajo!

      Elimina
    3. Todo llegará, así que ves preparandote para la primavera-verano y hacemos una de 5km. Te cojo la palabra, jaja!!!

      Elimina
  4. Enhorabuena.
    Tiene que ser muy bonito poder ayudar a otros compañeros a cumplir sus marcas, en el fondo sus sueños. Seguro que hicisteis una magnífica labor.
    Creo que no me equivoco si creo que la repetirás.
    ¡Un abrazo!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias!! Y tanto que la repetiré. Es otro manera de vivir las carreras, no siempre tenemos que ir a tope. El Gran Pedro Nimo "sacrificó" su Behobia 2014 por correrla conmigo y me enseño que lo más importante es saber disfrutar de este mundillo.
      Que te vaya bien en la Maratón de Sevilla a ti y a Novatilla. Espero leer tu cronica.

      Elimina