dimarts, 11 de març de 2014

2 liebres, 1 objetivo

Han pasado ya dos días desde la finalización de la Cinc Cims. Estoy muy contento por el tiempo conseguido, la clasificación, ... y me siento muy fuerte de piernas. Así, que sin pensármelo mucho, le digo a Jordi que me prepare un planning de entrenamiento para mejorar mi tiempo en 10 km (44’19”).

Dicho y hecho. Jordi me prepara un planning de 3 días de entrenamiento, más uno opcional para coger la rapidez que las piernas no tienen actualmente. Buscamos donde podemos hacer un buen resultado, y después de analizar varias cursas (Calafell, Gava, Cornellà, …), decidimos que lo intentaremos en los 10km de la Media de Gavá, el día 02 de Marzo.

Me pongo en marcha. Durante 5 semanas entreno 4 días. Hago entrenamientos suaves (normalmente los Martes con Fede y Sandra), madrugo (los Jueves a las 5:15h), series (los sábados con Jordi) y tiradas largas con Fede (que está preparando la Marató de Barcelona).

Los días pasan y cada vez tengo la sensación que las piernas continúan igual o más fuertes, y mi cuerpo ha conseguido coger el ritmo rápido que necesito para poder alcanzar el objetivo.

Llega el domingo 02 de marzo. Son las 7:45h de la mañana, y Fede y Jordi me pasan a buscar para ir a la Carrera (son mis dos liebres, que me llevaran hacia la consecución de mi objetivo). Dejamos el coche bastante cerca y nos dirigimos hacia la zona de la salida.
Que suerte tengo!!! Buenas liebres, mejores amigos

Nos preparamos, dejamos las bolsas y comenzamos a calentar. Fede decide cambiar la talla de la camiseta y volvemos a subir al coche, para cogerla y que se la puedan cambiar. Una vez hecho todo esto, calentamos un poco más y ya nos vamos hacia la línea de salida. Queremos coger una buena posición y que podamos coger un buen ritmo de carrera (en principio hemos de ir a 4’22” el kilómetro).

Segundos antes de empezar, repaso de nuevo el trazado de la cursa. Lo llevo haciendo mentalmente desde hace un par de días (consecuencia de haberme leído el libro de Kilian Jornet). Tengo claro que los primeros 2 kilómetros hemos de aprovechar la bajada, en el plano coger el ritmo del objetivo, y en el último tramo, intentar no perder mucho tiempo (hay una pequeña subida).

Buena Salida
Repasado. 3, 2, 1, … y salimos. Comenzamos a bajar. La salida es bastante amplia y no hace falta hacer movimientos extraños, ni adelantamientos. Vamos haciendo y tengo la sensación que vamos lentos, pero eso lo controlan mis dos liebres de hoy (Jordi y Fede). Llegamos al kilómetro 1 y miro mi reloj. Genial!!! Lo hemos hecho en 4’05”, muy bien. Encaramos el último tramo de pequeña bajada que nos llevará hacia la recta de ida y vuelta donde transcurre la mayor parte de la carrera.

Fede me pregunta cómo voy. Le contesto que bien, pero llevamos pocos kilómetros y no quiero hacerme ilusiones todavía. Los kilómetros van pasando y me siento muy bien. No sé qué ritmo llevo, pero las dos liebres lo llevan bastante clavado.

Sobre el kilómetro 3 avanzo a un corredor del Club de Atletismo de Olesa (mi pueblo), y esto me da un extra de motivación.

Vamos haciendo y llegamos al final de esta larga recta, giramos y volvemos hacia la llegada. Al poco rato, pasamos por el kilómetro 5, y puedo comprobar que el ritmo es el correcto (o incluso mejor). Hemos hecho 21:18. Con Jordi habíamos planificado hacerlo en 21’45” – 21’50”, por lo tanto, le ganamos unos 30” al crono.

A partir de aquí, comienza la parte difícil del recorrido. Las piernas pueden comenzar a cargarse y el perfil hace subida (pequeña, pero subida). Pero todo lo contrario. Me siento muy bién, e incluso, Jordi me ha de parar diversas veces.

Pasan los kilómetros 6, 7 y después de pasar por debajo de la vía de los Ferrocarriles, llegamos al kilómetro 8. De aquí nos dirigimos hacia la Rambla de Gavá. Aquí noto que no puedo apretar, pero es subida y llevamos un ritmo muy rápido (creo que íbamos a 4’17”).

Dejamos la Rambla y cogemos la calle que nos llevará hacia la entrada al Estadio de Atletismo y la llegada.

Sobre el kilómetro 9, un corredor que llevamos enganchado desde el kilómetro 5, aumenta el ritmo y se me escapa unos metros. Le digo a Jordi que me avise cuando falten 500 metros. Seguimos y justo cuando faltan 500 metros, Jordi me informa que si los hago en 2’30” conseguiré mi objetivo. Mi cabeza en ese momento no es capaz de procesar la información y menos de hacer cálculos (si los hubiera realizado hubiera comprobado que era hacer el kilómetro en 5’, cosa fácil, dado que llevaba 9,5 kilómetros por debajo de 4’20”. Pero esto, en la carrera no lo hice y mi cabeza le dió órdenes a las piernas para que comenzaran a aumentar el ritmo. La orden fue tan fuerte que hago unos 100 metros a ritmo de Usain Bolt (calentando). A los pocos metros, veo que así no podré aguantar y aflojo un poco. No me ha ido nada mal, porque he conseguido adelantar al corredor que se me había escapado y hemos cogido a la chica que va en segunda posición (esto me ha salido de la lectura de las crónicas del Xavier Bonastre).

Continuamos a ritmo rápido y ya pisamos la pista de atletismo. Quedan unos 200 metros, no sé qué tiempo llevo, pero ahora es el momento de apretar y dejarlo todo. Así lo hago. Cuando quedan unos 50 metros para llegar cojo a mis dos liebres de las manos y entramos los tres triunfantes.
Llegada triunfante

Miro el crono y no me lo creo. He hecho 42:40. No sólo he bajado mi anterior mejor marca (44’19”), sinó que he conseguido bajar de 43’.

Me recupero del último esfuerzo (el último kilómetro lo hemos hecho en 4’). Aprovecho para dar las gracias a mis dos liebres (Jordi y Fede). Qué fácil es correr cuando dos cracks te llevan el ritmo. El Sr. Gebresselasie hará de liebre del Sr. Mo Farah en la Maratón de Londres, pero yo no le cambio su liebre por mis dos liebres de hoy. Gracias compañeros!!!

Cuando comenzamos esta aventura, teníamos dos objetivos:
1.- Mejorar la marca personal
2.- Bajar de 44’.

Hoy, he comprobado que el esfuerzo y el entrenamiento hacen que tus condiciones físicas y tu fuerza mental aumente y te lleve a lugares donde antes era impensable llegar. Es comparable al estudiante que se esfuerza y estudia mucho y el día del examen (todo y los nervios) consigue un gran resultado. Hoy he tenido esa misma sensación. Me he entrado bien y el resultado ha sido magnífico.
Objetivo Conseguido!! Gracias Fede y Jordi

Dar la gracias también a Esther y Ona que han sufrido 5 semanas (más) sin poder estar conmigo por las mañanas, llegando tarde los martes, … Sin el esfuerzo que hace Esther, hoy no habría podido escribir esta crónica, ni obtener el resultado de esta cursa. Muchas gracias, te quiero!!!

Sólo recordaros a todos, que es importante que consigamos nuestros objetivos, pero hace falta hacerlo con cabeza. Por la tarde, vía twitter, supimos de la muerte de un corredor en la Media de Gavá. Siempre lo digo, no hay ningún problema en parar, en no conseguir nuestro récord, la carrera más importante siempre es la siguiente y yo no quiero perdérmela. Un recuerdo para el corredor muerto y ánimos a su familia y amigos.

Ahora a descansar una semana (me voy a la nieve con mis niñas), y nos vemos en la siguiente!!!

Xavi Crespo

El Míster de LOS MARTES.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada