dimecres, 1 d’octubre de 2014

Media Maratón Ruta Vino Somontano (27.09.2014) (versión castellano)

Hace casi 5 años que el equipo de Los Martes hicimos nuestra primera excursión. Fue en el año 2009 en Behobia. La experiencia fue muy bonita, y ahora, creíamos oportuno comenzar una nueva aventura (viaje + carrera).

Esta nueva aventura llevaba dos años dándome vueltas en la cabeza, pero este año se hará realidad y nos iremos ha hacer la Media Maratón Ruta del Vino Somontano, en la población de Barbastro. Además, esta carrera siempre hace un homenaje a un atleta profesional, y este año el honor ha recaído en la figura del gran Chema Martínez.

Con todo esto, Fede y su grupo, y yo con el mío, nos fuímos el sabado por la mañana hacia Barbastro. El viaje fue muy cómodo, y en casi 2 horas llegamos. Nos instalamos en el Hotel Clemente (a 400 metros del inicio y final de las carreras) y nos fuimos hasta el Centro de Congresos a recoger los dorsales y obsequios. Primero recogemos las cosas de Ona y Marc, y después Fede y yo recogemos los nuestros.

Una vez solucionado el tema de preparación de la carrera, nos fuímos hacia el Parque de la Paz, donde comimos y los niños pudieron jugar un rato.
Cogiendo fuerzas antes de la carrera

Volvimos al Hotel, descansamos un rato y a las 16:30h ya estabamos preparados para comenzar con las carreras infantiles (iniciación y Milla escolar), y posteriormente, con la Media Maratón.
Los guerreros de Los Martes

A las 17h, comienza la cursa de Ona. 250 metros (aproximadamente), pero en subida. Ona se lo pasa bién, va muy contenta, y poco a poco consigue llegar al final. Coge su nueva medalla (y ya lleva 5!) y su bolsa de merienda. Lo que más le gustó, es que había una bolsa de “gusanitos”, jaja!
Como disfrutan Ona y Alexia

A las 17:10h, comienza la Milla Escolar. Allí la participación de Los Martes corre a cargo de Marc. Sale y ya no lo volvemos a ver hasta que al fondo vemos un chico que le saca dos cabezas al resto. Le grabamos, le fotografiamos y con un tiempo de 7’11” llega a meta (posición 55 i 6º de su categoría).
Entrada a meta del Marc

Y ahora sí, llega la hora de la verdad. Fede y yo comenzamos a calentar. En medio del calentamiento me encuentro a los compañeros de corredors.cat (Koldo, Patiño i Vladi). Fede nos hace la foto de corredors.cat y después de comentar las últimas dudas del perfil del Medio Maratón con Vladi, marchamos a continuar con el calentamiento y estiramientos. Para finalizar la última parte de nuestro calentamiento, entramos en el Parque de la Paz (donde habíamos comido) y hacemos una vuelta. Cuando estamos a punto de salir, vemos a Chema Martínez. Fede le dice que nos ha de firmar su libro y que le hemos de dar el nuestro “Todo es posible”, y que se deberá esperar. Nos dice que sí, y le dejamos marchar.
Aquí todavía estabamos fresquitos!!

Estiramos y nos ponemos en la línea de salida. La línea de salida no coincide con la línea de llegada. Creo que la diferencia es el pico de los 21 kilómetros, o sea, los 0,97 metros.

A las 18h, con calor (pero no mucha), comenzamos a trotar. La idea es ir con la liebre de 1h45’ hasta Pozán de Vero (10,5km). Es el tramo con ligera subida y con el Sol de cara. Pero vemos que habrá mucha gente, y decidimos ir un poco más adelante, pero controlando en todo momento el ritmo.

Los primeros kilómetros son bastante buenos. Tenemos tramos de sombra, pendiente floja, y gente animando. Pasamos el puente y nos vamos hacia la zona de la carretera que nos llevará primero a Castillazuelo y después a Pozán de Vero. Es el tramo más aburrido, aunque hay gente de las casas que hay por los alrededores que ha bajado hasta la carretera para animarnos.
Pasando por el puente

Sobre el kilómetro 4, comienzo a notar el dolor que llevo dos semanas arrastrando en la parte posterior de la pierna derecha. Continúo, quiero olvidarme y ver si pasa, pero parece que no. La única cosa que me ayuda un poco es mojarme la zona con agua en cada punto de avituallamiento (da gusto una carrera donde tengas agua cada 2,5km).

Van pasando los kilómetros y el ritmo continúa siendo mejor del que inicialmente habíamos pronosticado. En el kilómetro 7, encontramos una tramo con una pendiente más fuerte, pero aflojando un poco la podemos pasar sin muchos problemas.

Cuando vamos por el kilómetro 8, por el otro lado de la carretera vemos a la “gacela blanca” (Chema Martínez). Lleva una sonrisa de palmo, y viene chocando la mano con todos los corredores que vamos por el otro lado. Le chochamos la mano y nos vamos hacia Pozán de Vero.

Antes de la entrada al pueblo saludo a Koldo que lleva un buen ritmo. Nosotros continuamos con nuestro ritmo, pero las molestias no desaparecen. Entramos en el pueblo y nos encontramos el último tramo de subidita hasta el kilómetro 19. Es corta y la conseguimos pasar, pero las piernas ya piden alguna pendiente negativa.

Hecho el cambio de sentido, volvemos hacia Barbastro. El recorrido no hace una pendiente de mucha bajada, pero se nota, y rápidamente las piernas se ponen a ritmos de 4’47”-4’49”. A la salida del pueblo vemos a Patiño, la saludamos y continuamos con nuestra aventura.

Ya llevamos muchos kilómetros con un grupillo, y a veces con unos metros de diferencia y otras veces más juntos, vamos comiendonos los kilómetros con el objetivo de llegar a Barbastro.

Yo continúo con mis dolores y Fede tampoco va mucho mejor, por lo tanto, no hablamos mucho. Sólo nos vamos hablando para avisarnos mutuamente que no apretemos el ritmo. Recordamos las palabras de Vladi, que nos ha dicho que hace falta guardar fuerzas para la subida del kilómetro 19.

Y después de unos cuantos minutos, con el Sol escondiéndose, llegamos al puente (con mucha animación). Aquí hemos tenido fuerzas para cogernos de las manos y que nos hicieran una fotografía, pero no le ha dado tiempo al fotógrafo. Lástima!

Pero 300 metros más adelante, llega la subida y le digo a Fede que ya no puedo. Él me dice que ahora no puedo bajar los brazos, y consigo apretar los dientes y subir la temida subida como pude. El ritmo es muy lento, pero paso a paso, llegamos arriba, y ya comenzamos el tramo por el interior de Barbastro.
El perfil vuelve a hacer bajada, y lo agradecemos. Vamos corriendo, y mi cabeza sólo busca la puerta del Hotel, dado que sabe que 400 metros más adelante se acaba el Medio Maratón.

Por fín, aunque se me ha hecho largo, vemos el Hotel. Giramos al final de la calle y nos dirigimos a la recta final.

Rápidamente veo la manopla de color azul que mueve Esther. Aviso a Fede que estan allí, en el lado derecho de la calle. Nos vamos acercando y vemos a Alexia y Ona que no paran de animarnos (Isa, Marc y Esther también), y quieren venir con nosotros para hacer los últimos metros juntos. Las cogemos, y conseguimos llegar.

Paro el cronómetro, y veo que he hecho 1h:43’54” (posición 178). Estoy cansado, me hace daño la pierna, pero estoy muy contento. He bajado mi mejor marca en Media Maratón en dos minutos, todo y no estar fino.

Fede ha hecho 1h:43’43” (posición 172).

Nos felicitemos, le doy las gracias a Fede, por no haberme dejado parar en el kilómetro 19, y nos vamos a recuperar fuerzas y estirar un poco.

Pasados unos minutos, recuperados, volvemos a ver a Vladi. Él también ha hecho su mejor marca (sub 1h48’). Ha sido una buena tarde.

Recogemos, y decidimos ir a buscar a Chema Martínez, para pedirle que nos firme su libro “No Pienses, Corre”, y darle el nuestro.

Rápidamente lo vemos en la zona donde el Club de Atletismo de Barbastro ha instalado una carpa. Se está haciendo fotos con todos. Nos esperamos, le enseñamos su libro. Lo firma y le hacemos entrega del nuestro. Nos pide que se lo dediquemos, cosa que Fede y yo, hacemos encantados. Hablamos un rato, y nos hacemos unas fotografias con él. Da gusto encontrar gente que lo ha ganado todo, y que es tan cercano al resto de corredores “populares”. Ya me caía bién desde la última vez que vino al Maratón de Barcelona, y aunque no se pudo clasificar para los Juegos Olímpicos de Londres, tuvo una sonrisa para nosotros y se hizo una foto con mi hermano (Jordi) y Fede. Y ahora con el detalle que ha tenido con nosotros, agradeciéndonos que le hiciéramos entrega de nuestro libro, son esos detalles que nunca se borraran de mi memoria. Chema eres muy grande!! Y que tengas mucha suerte en tus retos del Atacama y de la Antártida.
"Todo es posible" con Chema Martínez

Después del “momentazo”, nos vamos al Hotel, ducha y hacia la pizzeria “Il Piccolo Paesino”, para celebrar nuestras carreras de hoy.
Celebrándolo en "Il Piccolo Paesino"

Lástima que al día siguiente comenzó a llover y no pudimos hacer la excursión al Salto de Bierge, pero ya volveremos alguna otra vez, porque el Medio Maratón está muy bien organizado, cuidan al corredor y es muy bonito el reconocimiento que hacen a nuestros atletas (Abel Antón, Chema Martínez, Fermín Cacho, ...). Continuad así, Club de Atletismo de Barbastro!!


Ahora, a recuperarme de la pierna (eso lo intentarán en el Aqua Sensum de Olesa de Montserrat) y comenzaremos a trabajar de la mano de Pedro Nimo. Tengo muchas ganas de compartir Behobia con este gran atleta.

2 comentaris:

  1. Muy buena crónica Xavi, como siempre. Después de haber hecho la Matagalls-Montserrat (85.5 km) hace excasos seis días, he sufrido, pero, sobre todo disfrutado mucho de la media Maratón de Barbastro al lado de mi amigo Xavi, de su familia (Ona y Ester) y sobre todo de toda mi familia (La Pitu, El Enano e Isa).
    Espero que repitamos algún año la media de Barbastro y coincidir con el pedazo de Atleta que es Chemita Martínez.

    El Promesas
    Fede

    ResponElimina
  2. Envidiable fin de semana. Ha habido de todo. Lo de Chema Martínez un puntazo. Enhorabuena por tu MMP y suerte con la recuperación.

    ResponElimina