divendres, 29 d’abril de 2016

No ganaremos, pero lo disfrutamos

Las carreras de casa (de tu pueblo) son especiales, y esta no lo es menos.
Nos dan la oportunidad de disfrutar de “nuestras” montañas, de espectaculares vistas y lugares.

Este año hemos conseguido hacer un buen grupo. Haciendo madrugar a los Moriana’s brothers, e incorporando a Carles, Chus, Efrain y Xavier. Total, que lo que el año pasado fue ir a correr 3, este año se ha convertido en 7 (+ 2 peques).

Como siempre antes de un “gran” reto, han pasado 8 semanas de largas tiradas, madrugones, …, pero por fin llega el día D, de la carrera.

Hemos quedado pronto, a las 7:30h en Olesa de Montserrat.

Poco a poco, nos juntamos todos y nos vamos para la zona de salida. Hay nervios, pero se van calmado hablando con amigos y conocidos.

Parece que hará mucho calor. Siendo la hora que es, el termómetro ya marca 16,9ºC.

Unas fotos, últimos ánimos (Fede y Efrain tiene que esperarse todavía 1 hora para su salida) y salimos.

Por culpa del Xavi Pommard, el año que viene tendremos que volver

Salimos bastante conservadores, y eso hace que llevemos a Jordi y Sergio solo unos metros delante.

Vamos subiendo suavemente. El ritmo es cómodo y vamos pasando a varios corredores.

Poco a poco, Jordi y Sergio se nos van escapando, pero es lo normal.

A Xavier, hace tiempo que no lo vemos. Va bastante por delante.

Al llegar al primer punto difícil (sendero hacia el Cim del Roure) nos encontramos un tapón. Primero parados del todo y luego subiendo caminando, pero muy lento.

No nos ponemos nerviosos y seguimos el gusano de color que hemos formado los corredores.

Al final llegamos al punto más alto y empezamos a correr.

Ya en la pista forestal que lleva a Puigventós, por un camino más ancho, vamos subiendo a ritmo suave hasta encontrar la marca de la bajada que nos volverá al trazado del año anterior.

Hoy la bajada esta mejor que otros días, y sin muchos problemas llegamos al sendero del Pla.

Tengo la idea  de aprovechar que hemos andado más de lo esperado, para subir parte de este sendero corriendo, pero es imposible. Los corredores vuelven a andar, y seguimos detrás de ellos.

Llegamos arriba, y le pregunto a Sandra si se ve con ganas de correr hasta los pies del Puigcendròs. Me dice que sí, y así lo hacemos. Necesitamos mover un poco las piernas.

Llegamos al Puigcendrós y sólo comenzar volvemos a andar. Toda la subida (unos 400-500m) la hacemos así. Una vez arriba, con cuidado (bajada difícil), bajamos en dirección al Mirador de la Papelussa.


A partir de aquí, nos quedan unos 2-3 kilómetros de bajada, donde intentamos no pasarnos con el ritmo, pero correr un poco más rápido.

Antes del giro en dirección a Monistrol, encontramos el primer avituallamiento. Sandra coge agua y naranja y continuamos con esta zona de perfil agradecido.
Por el camino, se me sueltan los cordones de la zapatilla derecha dos veces. Por fin consigo hacer un buen nudo y atrapo de nuevo a Sandra.

Bajando por la zona de escaleras, y antes de un punto donde estaban los ADF (Agentes Forestales) avisando de peligro, me resbalo y por suerte, consigo no caer del todo y evitarme el golpe.

Se acaba lo bueno (bajada), y empezamos a subir a Sant Salvador. Es un tramo de 1,4 kilómetros con una pendiente media del 14%.

Me tomo el primer gel, y un rato corriendo y mucho más andando, vamos subiendo y ya escuchamos a unos gaiteros tocando música en lo alto de la Ermita.

Paso por Sant Salvador de les Espases
Cogemos agua, y a bajar de nuevo.

A mitad de la bajada, y para no ir detrás de la chica que llevo delante, intento salirme de la zona y resbalo de nuevo. Esta vez no hay tanta suerte, pero me rasco un poco en la zona alta de la pierna derecha. Cada vez tengo más claro que tengo que cambiar de neumáticos de montaña, por si alguien se da por aludido, ¡ja,ja!

Puedo correr y no le doy más importancia.

Ahora viene la parte que más se me atraganta, pero hoy la subo bastante bien. Intento tirar de Sandra para hacer esta zona corriendo y adelantar a la chica que lleva delante. Al final lo conseguimos y nos vamos a la zona de las crestas.

Hemos conseguido ponernos detrás de una nueva chica. Mi idea es no perderla de vista y ver si Sandra puede seguirla.

Vamos haciendo la zona, con truco incluido (el truco es que antes de la segunda cresta, si dejas espacio al que llevas delante y te dejas en la bajada, consigues subir con más facilidad esta cresta).

Al final llegamos al Pla (kilómetro 15 aproximadamente). Cogemos agua e isotónico y algo de comer. Sandra comienza a hacer cara de cansada.

Con todo esto, llevamos unos 12’ más que el día que hicimos el entreno oficial.

Intento convencerla que hagamos todo lo que podamos corriendo (a ritmo muy suave), pero en las subidas más fuertes volvemos a caminar. Me quedo a su lado, intentando animarla.

Voy controlando, pero la chica que llevamos por delante se nos escapa.

En la fuerte bajada, le digo que se deje llevar, y así no cargaremos los cuádriceps.

Al girar ya vemos Sant Pere y la Creu de Saba, nuestros dos nuevos retos.
El viento en esta zona es caliente y molesta.

Llegamos corriendo hasta los pies de la subida a Sant Pere. A medio camino, volvemos a ponernos a caminar (pero en esta zona es normal).

En vez de subir por la pista, nos desvían por un nuevo sendero que nos deja a 100 metros de la Ermita. Cogemos isotónico y otro sendero que nos lleva a una nueva pista.

Aquí hablo con un corredor que hizo con nosotros el entreno oficial. Le cuento que ahora nos viene una “sorpresa” de unos 100-200 metros de subida difícil. Con un desnivel considerable y con esos terrenos que tienes grandes desniveles que te obliga a forzar los cuádriceps y con los kilómetros que llevamos las piernas lo notaran.

Han puesto unas cuerdas para ayudarnos, pero las piernas se resienten y algunos corredores comienzan a sufrir rampas.

Con dificultad llegamos arriba y nos vamos hacia la Creu de Saba.

Aquí ya no me veo con ganas de apretar más a Sandra. Va un poco tocada y prefiero que no se me venga abajo. Vamos subiendo caminando, y voy pasando y dejándome pasar por un chico que va sufriendo rampas.

A medio camino, nos encontramos a un abuelo “muy simpático”, que nos dice que como subimos andando. Le contesto que llevamos 20 kilómetros, pero hubiera preferido que no hubiera dicho nada. Hay gente que esta más guapo con la boca cerrada. Por lo que comenta Chus, a ella también le dio muchos “ánimos”.

Poco a poco, los metros de subida van pasando y llegamos al punto más alto de la carrera, la Creu de Saba (596m).

En este punto, los dos voluntarios, le dicen a Sandra que va séptima. Si la sexta es la chica que llevábamos delante, que parece más joven que Sandra, quiere decir que puede quedar 1ª de categoría.

Empezamos a bajar. Le digo a Sandra que vigile, y poco a poco nos vamos acercando a Puigventós (último avituallamiento).

Aquí Sandra se hidrata bastante y come algo (fresas, naranja). Va un poco justita y decidimos hacer andando el turó de la Gronya.

A medio camino, y para distraer la cabeza, consigo coger un espárrago, ¡jaja!

Cuando llego arriba, intento pararme a esperar a Sandra, pero noto que el cuádriceps de la pierna derecha se me va a subir. Decido empezar a bajar poco a poco, para evitar rampas y que tampoco se me quede muy atrás la Sandra.

Con cuidado, porque la bajada es técnica, las piernas ya están justitas, y en cualquier mal gesto nos podemos ir al suelo, hacemos esta bajada que nos lleva a la pista que hicimos al principio.

Una vez abajo, le comento a Sandra que tenemos que hacerlo todo corriendo sin apretar. Me dice que lo intentará, y así lo hacemos.

Antes de coger el Camí del Samper, me giro y no veo más chicas detrás nuestro, por lo tanto, no tenemos que apretar.

Bajando por el Camí del Samper
Hacemos esta zona y después de ver a David de blogmaldito (¡gracias por las fotos!, ¡a ver si un día nos vemos tranquilamente!) giramos por el último repecho. Son unos 300 metros, pero a estas alturas parece un puerto especial de alta montaña.

Pasado este tramo, como podemos, ya bajamos por la zona de viñas. De allí a la riera y después de pasar por debajo de la Virgen de Santa Oliva, ya solo nos queda bajar y a disfrutar.

Comienzo a levantar el brazo, para decirle a Sandra que ya lo tenemos. Me giro y la veo sonriendo, y eso me gusta.

Cogemos la última calle, y ya vemos a nuestra claca. Los saludo cojo de la mano a Ona y nos vamos hacia la meta. Sandra ha cogido a África, y entramos los 4 cogidos de las manos.

Nos abrazamos y nos vamos a buscar al resto del equipo.

Encontramos a Fede, que hace muy buena cara. Ha hecho la carrera corta (12 kilómetros), después de un año sin hacer carreras.  Salió junto con el frutero más conocido de Olesa, Efrain. Se “aguantaron” 1,5 kilómetros, y Efrain salió disparado. Fede fue controlando sus pulsaciones y al final se ha cascado 1:14:01 (posición 55). Efrain ha hecho 1:08:58 (posición 30). ¿Te hemos entrado bien, compañero?

Luego veo a Jordi, ha hecho 3:29:59. Se ha caído en el avituallamiento de Puigventós (una caída un poco cómica) y lleva una marca en el brazo y en la pierna derecha.

Sergio ha sufrido, como todos, pero lo ha hecho en 3:26:37.

Xavi Pommard está en forma y lo ha demostrado, con un tiempazo de 3:15:29.
Más tarde, veo a Carles (3:45:25). Está muy contento.

Por último llega Chus. Ha conseguido acabarla en 4:24:07, sufriendo dos avituallamientos sin agua (Sant Pere y Puigventós).

Objetivo conseguido
¡El año que viene ganas!
Cuando recuperamos unas cuantas fuerzas, sobretodo líquido, comento con Ona y Esther cómo ha ido la carrera de las peques. Me dicen que Elena (hija de Carles y Chus) ha ganado su carrera (1ª clasificada) y que Ona se lo ha pasado genial.



La organización no ha dejado entrar a los padres y ha puesto a unos chicos de la carrera para controlar a los peques. Me parece una muy buena idea.
Salen las primeras clasificaciones y Sandra ha quedado décima, pero la cuarta de las veteranas. Como las otras 3 primeras veteranas han quedado entre las cinco primeras, Sandra es la 1ª de su categoría. Así que volverá a subir al podio, y para nosotros es un orgullo.

La crack del equipo
Al final, hemos quedado en segunda posición por equipos mixtos. ¡Que grandes somos! No tenemos premio, pero estoy orgulloso de vosotros, amigos.


Una ducha rápida y a celebrarlo todos juntos en una agradable comida que hemos regado con cerveza y chupitos de orujo. Hoy nos lo hemos ganados todos.
La celebración
Ahora a buscar nuevos retos y sobretodo a buscar celebrarlo todos juntos. Que ganar no ganaremos, pero lo que tenemos claro es que nos gusta celebrarlo y disfrutar de ello.

Dos cosas más:
-          Esperamos que el chico que ha sufrido la parada cardíaca se recupere lo más rápido posible.
-          Aunque hay cosas a mejorar, como siempre en la vida, contad con que Los Martes estaremos en la 3ª edición, aunque creo que haremos la corta, ¡jaja!
No puedo acabar esta crónica sin agradecer a los organizadores, voluntarios, patrocinadores, ... su implicación y que nos monten esta fiesta que tanto nos gusta.

PD: Análisis de las impresiones que hemos recogido de esta edición.

COSAS A MEJORAR
-          Faltó agua en dos de los últimos avituallamientos para los últimos participanetes. No sé si por culpa de la calor, el hecho de rellenar vasos con garrafas (donde se perdia mucha agua), pero es una cosa grave a corregir.
-          El tapón del sendero al Cim del Roure. No ganaremos, pero todos luchamos por nuestro objetivo y es importante que cada uno coja el ritmo que quiera, no el que le marquen.
-          Que todos los participantes de la Mini TEO tengan medalla. Se pueden hacer premios a los primeros clasificados, pero no me gustan las carreras de los pequeños con solo premio para los primeros. Si que es verdad que tenían un diploma de participación, pero todos sabemos que cuando le das una medalla a un/a niño/a, es el niño/a más feliz del mundo.
-          El entrenamiento oficial de la carrera larga, lo haría en dos partes y dos días. Creo que hacerla entera es mucho, y se hace muy larga (tiempo). Aunque hay que decir que este año estaba mejor montado que otros años (grupos, ...).
-          Creo que una carrera de esta dificultad ( y este año más que el anterior) se merece un reconocimiento. Como hacen otras carreras (Cinc Cims, ...) no estaría mal una medalla o un recuerdo (o lo  que se os ocurra).
-          Si la idea es la no utilización de vasos en los avituallamientos, para la próxima edición se podria dar com obsequio de la carrera, y no la típica camiseta que ya tenemos bastantes.


PUNTOS FUERTES
-          La idea de poner controladores (chicos de la organización) para ayudar a los pequeños, y sacar a los padres, madres, abuelos, y demás que solo hacemos que molestar.
-          Poner un teléfono de contacto y de emergencia en el dorsal.
-          Que las medallas de los mini TEO fuesen un trozo de madera. Me gusta.
-          Los premios originales de las clasificaciones (aceiteras, caja fruta, jamón, ...)



Que nadie se tome a mal esta valoración, es nuestro punto de vista, buscando que este Trail sea el mejor del mundo.

3 comentaris:

  1. Que gran día Xavi! Enhorabuena a todos y todas!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias! Es divertido correr, pero hacerlo con buena compañia, es genial.
      Que te vaya bien tus aventuras de esta semana. Ya contarás

      Elimina
  2. Muy buena la crónica presi, no hice la larga, pero con tus explicaciones es como si hubiese estado detrás de Sandra y de ti.
    La verdad es que en mi estado me lo pasé genial haciendo el trail de 12 km, disfruté muchísimo, no sabéis como echo de menos correr mas amenudo con todos vosotros.
    Ya aguantó bastante Efren durante 1,5 km a mi lado, es todo un nervio y salió "disparado" como bien dices.
    Es la segunda edición y mi segunda participación, a ver si en la tercera estoy mejor de salud y me uno al grupo de valientes de la larga ☺.
    Felicidades a tod@s por los resultados y especialmente a Sandra que volvió a dejar a Los Martes en lo mas alto y que gran dia pasamos todos juntos en la comilona que nos dimos al final.
    Un Saludo
    El Promesas
    Fede

    ResponElimina